Política

Tierra de muros

“Ningún muro puede contra los anhelos de justicia, los anhelos de libertad, los anhelos de paz que arden en el corazón humano.”

Con esta alusión directa a la caída del muro de Berlín, y cargado de una emotividad excesivamente teatralizada, comenzaba el presidente de Estados Unidos y premio Nobel de la Paz, Barack Obama, su discurso en plena Puerta de Brandeburgo, el 19 de junio del año 2013.

[…] “Cuando el muro finalmente se vino abajo, fueron sus sueños los que se cumplieron. Su fortaleza y su pasión, su ejemplo perdurable nos recuerda a todos que, más allá del poder de las fuerzas armadas, más allá de la autoridad de los gobiernos, son los ciudadanos quienes escogen si quieren ser definidos por un muro, o si lo quieren demoler” dijo Obama en una fase más avanzada de su discurso.

Y es que hablar de muros y de libertad  en una capital europea como Berlín, donde las atrocidades cometidas  y la segregación producida por uno de los muros más famosos queda ya lejos en el tiempo, es un mero brindis a las nostálgicas conquistas alcanzadas hace décadas.

El muro de Israel: un pretexto para dinamitar el fututo Estado Palestino.

Este muro o valla, como se quiera llamar, es una barrera promovida por Israel con el fin de, según argumenta el estado hebreo, separarse físicamente de Cisjordania y evitar así ataques terroristas palestinos. “El 80% del muro está construido dentro del territorio ocupado de Cisjordania, aislando entre sí a comunidades y familias, separando a los campesinos de sus tierras y a los palestinos de sus lugares de trabajo, centros educativos y de salud y otros servicios esenciales” tal y como denuncia Amnistía Internacional.

Construido con una disposición de norte a sur y atravesando parte de Jerusalén, en su estado final el muro contará con 700 kilómetros de largo y entre 50 y 100 metros de ancho. No es únicamente una estructura de hormigón, si no que está dotado de una compleja estructura que incluye alambradas de espino, zanjas, zonas de arena fina para detectar huellas, torres de vigilancia, caminos asfaltados a cada lado para permitir patrullar a los tanques, así como zonas adicionales de defensa y áreas restringidas de diversa profundidad.

Muro de Israel (línea roja). Fuente: www.palestinalibre.org

Muro de Israel (línea roja). Fuente: www.palestinalibre.org

El verdadero diseño del trazado responde a un único objetivo: rodear los más de 50 asentamientos israelíes, donde vive un 80% de colonos, tales como  Ariel, Gush Etzion, Emmanuel, Karnei Shomron, Guiv’at Ze’ev, Oranit y Maale Adumim, además de las tierras circundantes a cada uno de ellos. Este hecho pretende crear una continuidad territorial de los asentamientos con Israel mientras separa dicha zona del resto de Cisjordania.

Según el último plan de 2006, cuando el muro esté terminado las consecuencias serán las siguientes:

  • 60.500 palestinos residentes en 42 pueblos de Cisjordania vivirán entre el muro y la línea verde con Israel.
  • 12 de estos pueblos y alrededor de 31.400 palestinos quedarán completamente cercados por el muro.
  • Más del 10% de la tierra palestina de Cisjordania, unas 57.518 hectáreas, quedará al otro lado del muro.
  • Más de medio millón de palestinos vivirán dentro de una franja de un kilómetro desde la valla/muro.
  • Unos 200.000 palestinos se verán afectados por la parte del muro construido en Jerusalén Oriental.
  • Decenas de miles de olivos y otros árboles y extensas áreas de tierras agrícolas ya han sido confiscadas y destruidas, decenas de viviendas han sido demolidas.
  • La desecación masiva e intencionada de los acuíferos que abastecen a Cisjordania debido al incremento exponencial de pozos ilegales de los colonos israelíes.

El muro fronterizo de EE.UU.-México: Un proyecto viejo retomado con fuerza por Trump.

Fuente: www.denunciando.com

Fuente: www.denunciando.com

Actualmente se trata de  una valla de seguridad construida por Estados Unidos en la frontera con México con el objetivo de impedir la entrada de imigrantes en su territorio. Su construcción se inició en 1994 bajo el programa de lucha contra la inmigración ilegal conocido como “Operación Guardián” y desde entonces los inmigrantes ilegales han intentado cruzar por zonas de mayor peligrosidad, como el desierto de Arizona, traduciéndose esto en más de 10.000 muertes desde el inicio de su construcción. En la actualidad, el muro está formado por varios kilómetros de extensión en la frontera Tijuana–San Diego (California), existiendo otros tramos ya construidos en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México, Baja California, Texas y Chihuahua.

Imagen de previsualización de YouTube

El caso español: las vallas de Ceuta y Melilla.

Mapa de Ceuta. Fuente: wikipedia

Mapa de Ceuta. Fuente: wikipedia

En la ciudad autónoma de Ceuta existe una valla de 8 kilómetros de longitud construida en 1995 con el fin de establecer una separación física entre Marruecos y Ceuta que dificulte la entrada de inmigrantes “ilegales” y el contrabando comercial. A su vez, Marruecos también tiene su propia valla en esta pequeña frontera.

En 1999 se reforzó la barrera ceutí en una operación cofinanciada por la Unión Europea en otro acto digno de un Premio Nobel de la Paz como es la propia UE del año 2012.

En la ciudad de Melilla también existe una verja de 11 Km de longitud con idénticos propósitos que la barrera ceutí, aunque la melillense en 2006 sufrió una considerable mejoría al eliminarse los elementos punzantes, como las concertinas, que pudieran producir graves lesiones a las personas que intentaban saltarla, los cuáles han vuelto a ser reintroducidos por el actual gobierno en lo que es otra demostración más de inhumanidad.

Modelo de concertinas colocadas en la valla de Melilla. Fuente: Change.org

Modelo de concertinas colocadas en la valla de Melilla. Fuente: Change.org

Muros del mundo

Muros del mundo

Muros del mundo

Resulta, pues, ciertamente contradictorio el hecho de que se continúen perpetuando estas construcciones segregadoras, que torpedean los derechos humanos constantemente, en una sociedad global que tiende al aperturismo en todos los sentidos. Y más contradictorio aún que el Presidente Obama haga referencia a la necesaria desaparición de los muros fronterizos cuando él mismo continúa construyendo uno de dimensiones propias de la Gran Muralla China -en lo que a longitud se refiere-, a la vez que mantiene el apoyo al apartheid del pueblo palestino, entre otras cosas.

Fuentes:

http://www.es.amnesty.org

www..palestinalibre.org

2 de comentarios

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: