Sociedad

Las rutas de la vergüenza

Europa está jodida, (…) España está moribunda. Así comenzamos hace unos meses una entrada. Sin embargo, aunque nos parezca mentira por cómo está ahora España o Europa, seguimos viviendo en el primer mundo y, por ello, uno de los objetivos de los que habitan el tercero es poder venir aquí, al menos, a sobrevivir.

Sabemos dónde acaban estas rutas, cruzando el Estrecho de Gibraltar, en Ceuta o Melilla, en un barco que se dirige a Lampedusa o bien a Sicilia, en Malta, en la frontera de Texas, Arizona y Nuevo México o atravesando el Atlántico para alcanzar Florida; pero lo que es más difícil de concebir es cómo comienza. Tan sólo nos podemos imaginar la desesperación de la gente para intentar salir de su tierra, pero nos es más complicado pensar en cómo es esa ruta, los países y penurias que deben pasar para llegar a intentar cruzar el mar u océano.

Las rutas africanas

El camino comienza muchos kilómetros dentro del territorio del continente negro, en el corazón del mismo. Las repúblicas del centro de África son el origen de muchos de ellos que van atravesando a pie de un estado a otro buscando siempre el norte.

Africa

Imagen 1: Rutas africanas hacia Europa. Señalado en ocre las áreas desérticas.

Elaboración propia.

Salidas que se producen desde la República Centroafricana o la del Congo, que atraviesan Guinea Ecuatorial, Camerún, Nigeria y costa de Marfil, enfrentando luego países más boreales. Llegando a Senegal donde hacen una pausa, tras 5 o 6.000 kilómetros, para decidir a dónde continuar el camino.

Otra ruta comienza en Chad y se dirige hacia el oeste pasando por Níger y Mali hasta Mauritania. Otros 5.000 kilómetros distintos.

frontera_espana-marruecos_por_ceuta

Imagen 2: Frontera entre Ceuta y Marruecos.

Fuente: fronterasblog.wordpress.com

La última gran ruta es la del este africano. Desde los países del Cuerno de África (Somalia, Etiopia) ascendiendo por Sudán, hasta alcanzar Egipto o Libia. Miles de kilómetros más a sus espaldas.

En el caso de los que quieren alcanzar España, una vez conseguido llegar a  Mauritania o Senegal atravesando el desierto, hacen un alto en el camino para decidir cómo llegar a nuestro país, bien a través de España o cruzando Argelia, para pasar por el Estrecho de Gibraltar, el Mar de Alborán o bien hacerlo hacia las Islas Canarias.

resized_mediterráneo

Imagen 3: Lugares preferentes para llegar a Europa.

Elaboración propia.

A menudo pensamos que el peligro al que se enfrentan estos emigrantes es sólo el que trae consigo el mar, alintentar cruzarlo. Sin embargo, un recorrido tan largo no sólo trae consigo éste (que no es poco), sino también otros muchos:

  • Estafas de las mafias que “ayudan” a pasar las fronteras entre países o luego a cruzar a Canarias o a Europa.
  • Abandonos de los más débiles que no pueden seguir el paso del resto del grupo ya que, como hemos contado, el camino es largo y hay que cruzar grandes áreas desérticas.
  • Cruzar esos desiertos (el Sahara o el de Teneré, en Níger), con el consiguiente peligro de morir deshidratado o de perderse en él.
  • Las guerrillas que hay en estos lugares y la posibilidad de recibir un balazo, perdido o dirigido hacia ti.
  • Violaciones y acosos, en el documento de Cruz Roja (PDF) explican que más del 1% de los entrevistados sufrió acoso durante el recorrido.
  • Sobornos y chantajes por parte de militares, policías, etc. para que puedan cruzar las fronteras.

En la frontera entre Argelia y Mali, para los que intentan la ruta del oeste africano, existe una ciudad construida en mitad de la frontera, en el desierto, en la que conviven los que pretenden llegar a Canarias o Europa y los que han sido rechazados por el camino.

En esta ciudad, de la que no se puede conseguir mucha información y que tan sólo la hemos podido ver a través de Google Maps o Google Earth, hay un enorme cementerio donde se entierran los cuerpos de los que no logran su sueño. Un cementerio sin nombres ni lápidas, una enorme fosa común.

Tinzaouatine

Imagen 4: Tinzaouatine

El salto

Y después de la ruta, toca dar el salto al “paraíso”. No es fácil conocer cuánta gente pretende llegar a la “costa de enfrente” o, menos aún, cuanta muere en este enorme depósito de cadáveres en el que se ha convertido el Mediterráneo.

Aproximadamente, 20.000 han muerto desde 1988 intentando alcanzar las costas europeas, bien hacia España o hacia Italia, -6.000 en Gibraltar y 6.000 en Lampedusa-, pero sigue siendo una aproximación y es muy difícil saber la cifra que en realidad ha intentado llegar, los que han llegado y los que han perecido en la travesía.

El último gran duelo, tras el que Europa no ha podido más que seguir mirando hacia otro lado, ha sido con la muerte de 400 inmigrantes cuando intentaban alcanzar las costas de la pequeña isla italiana de Lampedusa. Desde entonces no han parado de seguir llegando nuevos inmigrantes. Parece que la legislación italiana de no permitir a los barcos recoger a los inmigrantes o la acción de la Frontex europea no es la mejor respuesta y es que, quizás, se deba tratar más los problemas en el origen que durante el recorrido o al final del mismo.

1381000196_0

Imagen 5: Naufragio en Lampedusa (2013)

Fuente: ElMundo.es

La ruta hacia Norteamérica

El norte, casi siempre, es el camino y en el caso del continente americano también parece serlo. Los mexicanos intentan cruzar la frontera hacia Estados Unidos mientras que, otros más al sur, pretenden llegar al país azteca a reemplazar, en parte, a los que se van o bien  a continuar hacia el norte, a la federación angloparlante.

resized_N_América

Imagen 6: Frontera entre EEUU y México y situación actual del muro de separación (rojo). Señalado en ocre las áreas desérticas.

Elaboración propia.

Aproximadamente 70.000 mexicanos son cazados cada año cuando pretender solventar la frontera septentrional. Alguno más conseguirá entrar.

Esta es la parte más conocida, sin embargo existen otros emigrantes provenientes de más al sur cuyo viaje está más olvidado.

Miles de centroamericanos –guatemaltecos en su mayoría- cruzan a diario México de norte a sur en el denominado “Tren del norte”. Otra ruta de miles de kilómetros en las que son, en muchas ocasiones, vejados, maltratados o secuestrados por la policía, el ejército o las mafias (los cárteles de la droga pretenden hacerse también con este provechoso negocio). A esto hay que sumarle la xenofobia que hay de parte del país mexicano frente a sus vecinos del sur.

Pero casi todo termina en los EEUU. Estos pretenden protegerse de la emigración a través de un muro que separe la frontera entre ambas federaciones. Bush comenzó con él y Obama sigue trabajando en esta separación. Pero, aunque no crearan este nuevo impedimento, las propias condiciones geográficas y naturales no ayudan en nada en este proceso. Tanto el desierto que abrasa y deshidrata como el río que hace frontera con el ansiado primer mundo son otras grandes barreras para alcanzar el sueño de una mejor vida para los “espaldas mojada”.

No hay tampoco que olvidar a los cubanos que pretenden llegar a Miami cruzando el Atlántico desde Cuba. Tras cruzar el mar tienen que llegar a pisar suelo continental para que se les conceda asilo o puedan quedarse en el estado, si son interceptados en el mar serán devueltos a la isla. Es la legislación de “pies secos, pies mojados” aunque, por esto mismo, en los últimos años están intentando llegar a través de la frontera con México, los “pies con polvo”.

La población que ha llegado a la costa estadounidense es tan numerosa que han formado auténticas comunidades casi completamente de hispanos, como el de Westchester en Florida, donde el 91% de la población es de este origen.

CUBA RAFTERS

Imagen 7: Balseros cubanos hacia Florida.

Fuente: Cubanet.org

Demasiada pobreza, demasiados sueños, demasiado peligro y, sobre todo, demasiado mirar hacia otro lado por parte de las administraciones completan esta tragedia a un lado y otro del Golfo de México, a un lado y otro del Mediterráneo. ¿Seguimos dejando que no  hagan nada? ¿Seguimos sintiendo vergogna cuando mueran otros 500 inmigrantes? ¿Seguimos sin sentirnos culpables?

Imagen destacada: Melillafronterasur.blogspot.com

Más información

http://elpais.com/diario/2006/05/29/opinion/1148853612_850215.html

http://www.cruzroja.es/pls/portal30/docs/PAGE/CANCRE/COPY_OF_ACCIONINTERNACION/DOCUMENTACINTERNAC/INFODOCUS/DOCUTEC/MIGRACIONES_FINAL.PDF

http://www.lemigrant.net/w0/?page_id=3956

http://www.theguardian.com/news/datablog/2013/oct/03/migration-routes-migrants-boat-italian-lampedusa?CMP=twt_fd

http://www.teinteresa.es/mundo/Cifras-mortales-inmigrantes-papeles-europeas_0_1016900046.html

http://www.lavanguardia.com/internacional/20131025/54391660107/tragedia-humana-en-lampedusa.html

http://www.esglobal.org/la-lista-las-principales-rutas-de-inmigracion-ilegal

http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/decimo-aniversario-tragedia-rescata-olvido-marroquies-ahogados-rota/

http://es.wikipedia.org/wiki/Inmigraci%C3%B3n_guatemalteca_en_M%C3%A9xico

http://es.wikipedia.org/wiki/Westchester_(Florida)

 

Un comentario

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: