Urbanismo

Resistencias urbanas actuales: De Gamonal a Sants.

La rebelión de los barrios

En nuestra corta andadura hemos abordado la situación social y urbana de algunos barrios como Sankt Pauli (Hamburgo), Brixton (Londres) o El Cabanyal (Valencia), lugares más o menos céntricos dentro de grandes ciudades, que los Ayuntamientos pretenden elitizar y gentrificar mediante políticas de regeneración y revitalización.

Ante estas políticas públicas, la población residente se opone con firmeza, pues supone muchas veces la expulsión inmediata de las personas que llevan viviendo en el barrio toda su vida y la inminente transformación en el paisaje urbano, cambiando totalmente la fisonomía de las manzanas y calles, además del contenido humano de las mismas.

La mayor parte de las veces, las revueltas surgen en oposición a una obra pública como el caso de Gamonal; un barrio burgalés que se enfrentó a la policía antidisturbios durante una semana a consecuencia de la remodelación de la Calle Vitoria, la cual  pretendían convertir en bulevar, construyendo además aparcamientos privados.

La alta tasa de desempleo en el barrio hizo que se levantaran todos sus vecinos, pues creyeron que había cosas más importantes que remodelar una calle, como por ejemplo, crear empleo o más plazas para las guarderías públicas.

La resistencia fue de tal magnitud que la obra se paralizó y fue noticia a escala nacional y mundial. Posteriormente el espíritu de resistencia de Gamonal estuvo presente en las revueltas de otras ciudades del mundo.

Figura 1. Manifestación en el barrio burgalés de Gamonal en contra del Bulevar.

Manifestación en el barrio burgalés de Gamonal en contra del Bulevar

Fuente: http://www.eldiario.es/interferencias/Cancion-Cuna-Arya-Stark-Gamonal_6_217738247.html

La última de ellas está sucediendo actualmente en el barrio de Sants, en Barcelona. El desalojo y posterior derribo del CSA “Can Vies” ha movilizado a los vecinos y movimientos sociales de toda Catalunya.

Can Vies era un edifico público, un antiguo almacén propiedad de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ocupado desde hace más de 17 años, donde se desarrollaban multitud de actividades culturales, siendo uno de los únicos espacios de convivencia vecinal de Sants.

Los constantes intentos de cambiar la cara de los barrios mediante políticas públicas, expulsando a los viejos vecinos, desalojando viviendas con rentas de alquiler antiguas, casas bajas, chabolas o centros sociales autogestionados son el caldo de cultivo para que la clases populares resistan durante días enfrentándose a la policía, tirando piedras, montando barricadas, atrincherándose en los edificios y reivindicando en manifestaciones su contrariedad a alguna obra o evitando el desahucio de algún vecino.

La situación económica actual, el papel que juega el urbanismo y la identidad como barrio y como grupo social hacen que cada vez se den más ejemplos en ciudades de todo el mundo y que el sentimiento de resistencia sea cada vez mayor.

Si me tocas, me muevo

Las causas de las revueltas urbanas pueden ser múltiples, pero siempre vienen condicionadas por la Administración, las empresas privadas o la policía antidisturbios. Entre otros pueden destacarse los siguientes motivos:

1)     Por el desmantelamiento de los asentamientos de clases populares:

El derribo de viviendas de una única planta o de chabolas para sustituirlas por un nuevo barrio con edificios de varias plantas y de equipamientos públicos ha sido una clara motivación de repulsa en muchos barrios y poblados de este país.

Un ejemplo claro de asentamientos en contra de su derribo íntegro  ha sido el caso de la Cañada Real Galiana en la Comunidad de Madrid.

Figura 2. Derribo de una vivienda en el asentamiento de La Cañada Real Galiana.

Derribo de una vivienda en el asentamiento de La Cañada Real Galiana.

Fuente: http://www.rojoynegro.info/articulo/sections/v-vivienda-denuncia-los-derribos-la-canada-real-galiana-apoya-la-concentracion-h-0

Durante varios intentos, la Administración regional y los municipios han perseguido el desmantelamiento de este asentamiento chabolista, pero se han encontrado muchas veces con revueltas.

Aunque han resistido mucho tiempo, en los últimos años la Administración ha conseguido, poco a poco, ir derribando casa por  casa hasta el punto de hacerlo desaparecer.

2)     Desalojo de un edificio ocupado o de un CSA.

Los centros sociales autogestionados (CSA o CSOA) se definen como edificios que son ocupados por un grupo de personas, gestionado más tarde por los vecinos del barrio, que se destina a la realización de actividades culturales y lúdicas y donde se fomenta la participación y reunión de todo el barrio.

Normalmente, los edificios son de titularidad privada, siendo en este caso desalojados de forma rápida a petición de los propietarios.

Los edificios públicos suelen ocuparse en un periodo de tiempo más largo y son los que el movimiento ocupa y vecinal defienden con mayor fiereza.

Se extienden ejemplos de intentos de derribos de los CSA y de posteriores revueltas urbanas en toda Europa.

Recientemente, se intentó desalojar el edificio ESSO y el Route Flora en el barrio de Sankt Pauli, en Hamburgo (diciembre de 2013) y la semana pasada, el desalojo del CSA de Can Vies ha provocado enfrentamientos entre los usuarios del edificio y los Mossos d’Esquadra.

La respuesta de la gente fue inmediata, y en pocos días se convocaron manifestaciones y reuniones pacíficas en más de 50 barrios de toda Barcelona y Catalunya, pidiendo la libertad de los detenidos y una negociación que incluyese la paralización del derribo de Can Vies y la rehabilitación del mismo.

3)     Los desahucios

En numerosas ocasiones las familias sin recursos económicos para hacer frente al pago de una vivienda o alquilarla ocupan un edificio vacío.

La ausencia de políticas públicas que motiven la construcción de parques de vivienda pública en alquiler social hacen que algunas familias se vean obligadas a ocupar estos edificios con el fin de no verse durmiendo en la calle.

Figura 4. Cartel en contra de los desahucios.

Cartel en contra de los desahucios

 http://images.eldiario.es/sociedad/paro-mata-Olmo-Calvo_EDIIMA20140207_0586_8.jpg

En otros casos, gente que compró una vivienda con una hipoteca impagable son desahuciados por esos bancos que un día les dijeron que eran solventes.

Ante la inminente llegada del día del desalojo, los vecinos del barrio organizados a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), se presentan en la puerta de la vivienda del que va a ser desahuciado y resisten pacíficamente, sin violencia. Pero, en muchos barrios han derivado en enfrentamientos con la policía, consiguiendo en algunos casos evitar el desahucio gracias al apoyo masivo de la acción. Ejemplos hay por todo el estado: Tetuán, Vallecas o Lavapiés en la ciudad de Madrid.

4)     En contra de un evento:

Los eventos deportivos y culturales, como una Expo, un Mundial de fútbol o unos Juegos Olímpicos habían sido bien recibidos hasta ahora por la población local en la ciudad en la que se celebraba. Sin embargo, en la actualidad, ha nacido un sentimiento de repulsa y revolución popular en contra de la celebración de eventos que supongan un gasto público de miles de dólares, sin antes haber resuelto problemas más cercanos como los educativos o los altos índices de pobreza, analfabetismo y paro.

El caso más reciente y conocido ha sido el de algunas ciudades de Brasil. La próxima celebración del Mundial y de los JJ.OO. en 2016 ha levantado a las barridas de ciudades como Recife, Rio de Janeiro o Sao Paulo, donde hay grandes desigualdades, con barrios muy ricos y otros muy pobres.

Figura 5. Manifestación en contra de la celebración del Mundial de Futbol en Brasil.

Manifestación en contra de la celebración del Mundial de Futbol en Brasil.

Fuente: Reutershttp://www.lajornadajalisco.com.mx/wp-content/uploads/2013/06/manifestaci%C3%B3n.jpg

Sin duda, estas revueltas en escenarios urbanos van a continuar en los próximos meses y quién sabe cuáles serán sus consecuencias…

5)     En contra de una obra:

Las obras públicas (construcciones de carreteras o la ampliación de una calle o avenida) han sido la excusa perfecta para que un barrio se tome en armas.

En los barrios pobres, la construcción de una obra trae consigo el rechazo. Ejemplos de estos hechos son multitud: Gamonal en contra de la remodelación de la Calle Vitoria y de la construcción del bulevar, la quema de parquímetros por el consecuente pago de los vecinos por aparcar donde siempre lo hicieron o por la prolongación de una avenida que corte el barrio en dos como el caso de la prolongación de la Avenida de Blasco Ibáñez en el Cabanyal valenciano.

Figura 6. Carga contra los vecinos de El Cabanyal.

Carga contra los vecinos de El Cabanyal.

Fuente: EFE/Manuel Bruquehttp://www.publico.es/espana/305005/mamporrazos-en-el-cabanyal

 

Consecuencias: El miedo de las administraciones frente a la resistencia popular

Desde la Revolución Industrial, las ciudades y sus áreas metropolitanas han ido expandiéndose en extensión y en población, generándose desigualdades entre los diferentes sectores de la misma, con rasgos muy diferenciales en cuanto a tasas de pobreza, desempleo, analfabetismo, renta per cápita o número de equipamientos educativos y sanitarios.

Estas diferencias entre las piezas de una misma ciudad ha hecho que surjan barrios con mayores rasgos de identidad y sentimiento de rechazo a los invasores: las instituciones públicas y la policía.

Como hemos visto, las revueltas urbanas no suceden de manera espontánea sino que vienen motivadas por una causa.

En gran parte de estas escaramuzas urbanas, los ganadores son los de siempre: la Administración, que de mano de su aparato represor paraliza las acciones de los rebeldes.

Las consecuencias de las revueltas suelen conllevar aparatosos destrozos. Los manifestantes montan barricadas, tiran piedras y queman contenedores. Los antidisturbios ejercen su poder con porrazos, detenciones ilegales y represión.

En ocasiones la violencia ha sido tan extrema que ha traído consigo muertes de manifestantes y detenciones masivas con posteriores penas de meses y años de cárcel, además de cuantiosas multas.

Figura 7. Grafiti en el barrio ateniense de Exarcheia, en recuerdo de la muerte de Alexandros Grigoropoulos, manifestante de 15 años que murió a manos de la policía.

 Grafiti en recuerdo de la muerte de Alexandros Grigoropoulos

Fuente: http://i.telegraph.co.uk/multimedia/archive/01736/remember_1736563c.jpg

Pero las últimas revueltas están cambiando el bando ganador. La crisis neoliberal y el hartazgo de los últimos tiempos está haciendo que acudan a ellas un gran número de asistentes, viéndose apoyados por los vecinos del barrio, prolongando el conflicto durante días y consiguiendo algunas victorias que antes eran impensables.

Sin duda, veremos en el futuro duros conflictos urbanos en contra del desalojo de un edificio, de un desahucio o de la construcción de alguna obra, pero recordad que no es únicamente un conflicto urbano sino también social en contra del modelo capitalista, de las políticas públicas de la administración y de los continuos golpes de los de arriba.

Los ciudadanos y movimientos sociales empiezan a reclamar su derecho a vivir la ciudad. En las de calles de Sants ya se lee: “No negociamos. Luchamos”; “Sants, Gamonal, Atenas, Río”.  ¿Cuál será la próxima revuelta urbana?

Imagen de portada: Imagen del edificio Can Vies. Foto: Otto Normalverbraucher

Fuentes:

http://www.bbc.com/news/world-europe-25775122

http://www.publico.es/523930/can-vies-el-simbolo-de-un-barrio-unido

http://elpais.com/elpais/2010/04/08/actualidad/1270714624_850215.html

Gentrificación, procesos urbanos y derecho a la ciudad, Observatorio Metropolitano.

http://www.vilaweb.cat/noticia/4194400/20140528/placa-sants-somple-desallotjament-can-vies.html

http://www.publico.es/actualidad/523761/disturbios-y-cargas-en-barcelona-por-tercer-dia-consecutivo

http://www.lamarea.com/2013/12/23/hamburgo-desaloja-y-persigue-la-izquierda-autonoma-y-los-refugiados/

http://www.lanacion.com.ar/1695200-brasil-indigenas-enfrentaron-a-policias-con-flechas-en-una-protesta-contra-el-mundial

 http://www.eldiario.es/catalunya/Can-Vies-detras-llamas_0_264924188.html

http://www.publico.es/internacional/181152/el-asesinato-de-un-joven-sume-a-grecia-en-el-caos

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: