Sociedad

Peñones olvidados

Parece que ya no hay otro tema del que hablar que no sea Gibraltar. Tras el Peñón se han escondido todos los temas importantes que habían hecho aumentar la temperatura de este ya caluroso verano. La sobre-indignación popular se ha visto rápidamente ocultada bajo una bandera ondeante. Gibraltar es España, porque está en territorio “español” y lo que piensen los gibraltareños nos importa, pero lo justo.

Sin duda hay que acabar con los paraísos fiscales –y Gibraltar lo es-, habrá que evitar que sigan confiscando territorio y aguas que no son suyas y, también, que entorpezcan la labor de los pescadores andaluces. Sin embargo, no permitamos que los árboles nos impidan ver el bosque, o que una bandera nos lo haga con la realidad, porque la “pérfida Albión” no es el único estado que tiene sitios en nuestro “territorio” o, es más, nosotros también tenemos lugares en el de otros estados.

Quizás se nos olvide que hace algo más de un siglo seguíamos siendo una potencia colonial (venida bastante a menos, pero lo éramos). Teníamos territorios en América, Asia y África para, posteriormente, quedarnos sólo con los africanos y, finalmente, dejarlos abandonados a su suerte para que la gente de allí viviese en campos de refugiados argelinos y mauritanos.

Pero, aparte del antiguo Sahara español, aún tenemos otros territorios no muy conocidos, algunos incluso deshabitados. Los ejemplos más conocidos quizás sean las pequeñas islas que se encuentran frente a la costa marroquí:

Pertenencias españolas del norte de África. Fuente: Wikipedia.

Pertenencias españolas del norte de África.
Fuente: Wikipedia.

“Al alba y con fuerte viento de levante” reconquistamos el islote Perejil, un pequeño trozo de tierra a unos cuantos kilómetros de Ceuta y que básicamente sirve para dar de comer a las cabras de la zona. Es una piedra en mitad del mar, a 200 metros de la costa marroquí y es poco probable que la podamos usar con fines agrícolas, por ejemplo. Sin embargo, por su situación, sí que tiene valor estratégico, algo así como Gibraltar.

Islote de Perejil. Fuente: Publico.es

Islote de Perejil.
Fuente: Publico.es

Al este de Melilla existe un pequeño archipiélago también español desde 1848 formado por tres islas, es el de Chafarinas. Una de ellas, la isla de Isabel II se encuentra habitada por un destacamento militar y científicos, ya que tienen valores ambientales bastante importantes. Por ejemplo, en ella habita la segunda colonia mundial de  gaviota de Audouin (Larus Audouinii).

Chafarinas. Fuente: juandelac.blogspot.com

Chafarinas.
Fuente: juandelac.blogspot.com

Sin contar el situado al sur Cádiz, también tenemos otro peñón, el de Vélez de la Gomera, aunque tiene tan sólo unos 19 mil metros cuadrados. Está a medio camino entre Ceuta y Melilla y en ella hay otro destacamento del ejército. Realmente era una isla, sin embargo, en 1930 debido a un terremoto, se unió a la costa a través del istmo hoy en día existente y que se puede ver en la imagen.

Vélez de la Gomera. Fuente: ABC.es

Vélez de la Gomera.
Fuente: ABC.es

Finalmente, el otro archipiélago que está frente a la costa marroquí y que sigue siendo de soberanía española es el de Alhucemas, situado dentro de la bahía de este nombre. Son tres islas, una de ella –el Peñón de Alhucemas- también cuenta con su destacamento militar. A veces, se han hecho también famosas por la entrada de norteafricanos a alguno de estos islotes para, ya que estaban en territorio español, pedir que los trajeran a la península.

Alhucemas. Fuente: ABC.es

Alhucemas.
Fuente: ABC.es

Sin embargo, aún queda otra pequeña isla algo menos conocida, es la de Limacos o de Caracoles, localizada frente a la costa argelina, junto a la desembocadura del río Tafna. El problema es que, aun siendo española, está ocupada de facto por Argelia.

Isla de Limacos. Fuente: Panoramio, Kim-CD http://www.panoramio.com/photo/22926418

Isla de Limacos.
Fuente: Panoramio, Kim-CD http://www.panoramio.com/photo/22926418

Pero, aparte de estos lugares que son más o menos conocidos por estar cerca de la costa peninsular, España tiene también otras posesiones. Una de las que siempre más sorprende es la conocida como Micronesia española. Tras la pérdida de Filipinas y Guam, el estado vendió el resto de islas e islotes que tenía en el Pacífico a Alemania y Estados Unidos. Sin embargo, se les olvidaron tres atolones que aún siguen siendo, por tanto, españoles. Son los de Kapingamarangi, Nukuoro y Mapia, aunque existía un cuarto que parece que ya está bajo el mar. El primero de ellos es el mayor y en él viven unas 700 personas.

 

Nukuoro Fuente: Forodesterrados.es

Nukuoro
Fuente: Forodesterrados.es

Además, existen pretensiones sobre las Islas Shetland, de la Antártida, ya que en ella se encuentran hoy en día un par de bases científicas y, se supone, que fue un español quién descubrió este continente –Gabriel de Castilla-, llegando a estas islas. Hoy en día, aunque existen bastantes reclamaciones sobre territorios por parte de distintos estados, según el Tratado Antártico, no se van a tomar en consideración estas, al menos de momento.

Islas Shetlands. Fuente: Territoriosolvidados.com

Islas Shetlands.
Fuente: Territoriosolvidados.com

Bastante más cerca, tenemos un enclave situado dentro del estado francés, es el de Llivia, una localidad que quedó al margen del Tratado de los Pirineos por el cual España cedía a Francia treinta y tres pueblos del norte de este sistema montañoso, debido a que tenía concedido el título de villa.

Llivia. Fuente: IGN.es

Llivia.
Fuente: IGN.es

Y, además de todo esto, existe otro territorio en disputa, que no es Gibraltar, son las islas Salvajes. Situadas a medio camino entre Canarias y Madeira, se compone de tres islas que, en conjunto, no llegan a los 3 kilómetros cuadrados. Se consideraron de facto españolas, aunque no se llegaron a habitar, ya que no había agua en ellas. Sin embargo, los portugueses también las consideraron suyas.

En 1938 la Comisión Permanente de Derecho Marítimo Internacional emitió un dictamen a favor de Portugal. España, en ese momento, estaba bastante ocupada en otros menesteres para ocuparse de estas islas. Aunque, ¿quién sabe? Quizás fuese un acierto y, en otro momento en que haya que ocultar cualquier otra cosa, se puedan convertir en un nuevo Gibraltar.

 

Islas Salvajes. Fuente: elrincondedario.blogspot.com

Islas Salvajes.
Fuente: elrincondedario.blogspot.com

Fuente imagen destacada: livanvivo.blogspot.com

3 de comentarios

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: