Medio ambiente

Los 7 vientos españoles más famosos

En España, debido a la posición geográfica de la Península Ibérica y su orografía, existen un gran abanico de masas de aire que en función de su dirección, intensidad, carga de humedad, velocidad, temperatura y zona en la que nos encontremos recibirán un nombre determinado. Esto de ponerle nombres a los vientos, es lo que se conoce como Eolionimia.

A continuación vamos a hacer un repaso a los principales vientos que podemos encontrar en nuestro país, así como las características que lo definen:

1. Ábrego: Se trata de una masa de aire procedente del suroeste, concretamente viene del Atántico (Canarias y Azores), con temperatura templada y con relativa humedad que puede dejar alguna lluvia. Se da principalmente en las estaciones de primavera y otoño.

En Cantabria se lo conoce como viento castellano; y en Asturias como aire de las castañas, ya que se le asocia a la caída de éstas cuando sopla fuerte.

2. Cierzo: Es un viento con temperatura baja y seco localizado en el valle del Ebro, de componente Noroeste y originado debido a la diferencia de presión existente en esta zona por la combinación de una situación combinada de borrasca en el mar Mediterráneo y anticiclón en el mar Cantábrico.

La velocidad del Cierzo puede ser bastante elevada, llegando su máximo histórico de 1954 a 160 km/h, lo cual sumado a su característica ausencia de humedad condiciona en gran medida la vida en el valle del Ebro, tanto para personas como para las plantaciones agrícolas. Aunque lo cierto es que también supone un acicate para ciertas plagas que ven dificultada su existencia bajo estas condiciones.

Velocidad media anual del viento en España a 30 metros de altura. Fuente: Ministerio de Industria.

Velocidad media anual del viento en España a 30 metros de altura. Fuente: Ministerio de Industria.

3. Galerna: Uno de los vientos más famosos en la zona del mar Cantábrico y el Golfo de Vizcaya por su carácter súbito y violento. Suele aparecer en primavera y otoño, principalmente en días tranquilos y soleados cuando de repente aparece un frente de aire frío en el que el viento cambia bruscamente su dirección. Entonces la temperatura cae en picado en muy poco tiempo, pudiendo descender más de 10º en pocos minutos, llegando prácticamente a un 100% de humedad en el aire y rachas de viento de hasta 100 km/h.

4. Levante: Con este nombre se conoce, en la costa mediterránea española, al viento procedente del este.

Su origen está en el Mediterráneo central, en zonas cercanas a las islas Baleares. Este viento alcanza su mayor velocidad en el Estrecho de Gibraltar, donde deja lluvias en la vertiente este de las sierras gaditanas y baja muy seco, ya descargado de humedad, y con altas temperaturas en la vertiente oeste, provocando días verdaderamente desagradables en la costa atlántica gaditana.

5. Poniente: Proveniente de Océano Atlántico, desde el oeste, se desplaza en dirección este y va perdiendo paulatinamente su humedad y aumentando de temperatura, debido al efecto Foehn, llegando a la costa levantina de España como un viento muy seco y cargado de calor, agradeciéndose su presencia en invierno pero no tanto en verano, cuando puede incrementar bastante la temperatura en esta zona siendo un potencial factor de riesgo para la aparición de incendios forestales estivales.

6. Terral: Es un viento de componente Norte, principalmente llamado así en la provincia de Málaga, originado debido principalmente a dos factores: la compresión adiabática del aire y el diferente comportamiento de la tierra y el mar en cuanto a su capacidad de absorción calorífica o gradiente térmico. El Terral se produce cuando el viento procedente del norte cargado de cierta humedad, en su camino hacia la costa malagueña, ha de subir y bajar grandes masas montañosas como la Sierra de las Nieves, y en ese proceso dicho viento pierde casi toda su humedad, llegando al litoral como un viento seco y cálido. A su vez, cuando la radiación solar empieza a disminuir hasta desaparecer por completo, y dado que el agua del mar tarda más tiempo en calentarse que la tierra, y por tanto conserva durante mayor tiempo su capacidad calorífica, se produce un contraste térmico entre la temperatura de la superficie terrestre, que ha sufrido un enfriamiento rápido, y la superficie marina, que sigue manteniendo el calor absorbido durante el día. La evaporación, por tanto, del aire caliente de la superficie del mar tiende a elevarse hacia capas altas y su lugar lo ocupa ese aire  arrastrado desde la tierra hacia mar adentro.

7. Tramontana: Originado en el Macizo francés y los Pirineos, es un viento de componente norte que sopla con bastante fuerza sobre las Islas Baleares y algunas zonas de Cataluña como la comarca de l’Empurdà, y que puede llegar a alcanzar velocidades próximas a los 200 km/h.

Ésta es solo una breve recopilación de los vientos que tenemos en España, aunque existen muchos más y hay que decir que también estos mismos vientos reciben otros nombres diferentes dependiendo de la zona en la que estemos.

¿Sabes alguno más?

Fuente de imagen principal: jasavni.blogspot.com

5 de comentarios

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: