Geografía ficción

El puzzle europeo

El sueño que un día tuvo Schuman de una Europa unida parece que está comenzando a hacer aguas. Cada vez de forma más ostensible los estados que componen la Unión prefieren mirar hacia adentro, dejando a un lado la integración que se propugnó en su día.
Los nacionalismos europeos no son algo de ahora (y un par de guerras mundiales así lo atestiguan) y tampoco es algo que afecte sólo a algunos estados o regiones (aunque en España nos empeñemos en creer que eso sólo pasa aquí), a lo largo de la historia los estados que componen Europa han ido evolucionando y las fronteras del viejo continente han ido aumentando y disminuyendo.
Por todo esto, y dada la actual situación política en la que nos encontramos, nos hemos preguntado ¿y cómo sería Europa si todas las regiones que piden secesión o autonomía lo obtuvieran? Para ello nos hemos basado en la información suministrada por la Wikipedia (tanto en inglés como en español, ya que existen ciertas diferencias) y lo primero que salta a la vista es la delgada línea que separa autonomismo, regionalismo, nacionalismo y secesionismo. No siempre los movimientos nacionalistas pretenden desgajarse de su estado y algunas veces dentro de los ellos existen diferentes corrientes, por lo cual analizarlo de forma tan general acaba siendo un auténtico terror.

resized_resized_Europa_XXII

Figura 1: Regionalismos y nacionalismos en Europa

Pincha en el mapa para ampliar)

Sin embargo a través de toda esta información hemos intentado realizar esta magna tarea e intentar imaginar cómo evolucionarían las fronteras europeas (y parte de las asiáticas).
En Europa Occidental, que es de la que nos llega más información, es muy conocido el caso del Reino Unido. Este estado se encuentra en la actualidad formado por cuatro naciones: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, y cada una de ellas tienen movimientos secesionistas o al menos autonomistas.
Los de Escocia o Gales son muy conocidos, así como el de Irlanda del Norte (donde existen dos corrientes, una que pretende que se constituya como estado y la otra que se una al irlandés). Por otra parte también encontramos un partido político que quiere una mayor autonomía para Inglaterra (constituir un parlamento a semejanza de las otras naciones) o el caso de Cornualles, que quiere convertirse en región autónoma y por tanto separarse de Inglaterra (debido a que fue una de las Home Nations que formó el Reino Unido)
Con un estatus diferente también hay que nombrar a la Isla de Man, que aunque no es parte del Reino Unido, (sino dependencia de la corona británica) también quiere obtener la completa secesión.
Otro de los países que destaca en el mapa es Italia. La unificación de este país no se realizó hasta el siglo XIX pero parece que gran parte de las naciones y regiones que lo constituyeron quieren volver a su estado primigenio.
Es también bastante conocida la idea de la Liga Norte de aunar los territorios del norte y conformar su propio estado, o al menos conseguir una federación fiscal (pagar menos a las regiones pobres del sur) ya que la idea ha ido evolucionando. Sin embargo dentro del norte también existen otras divisiones que pretenden la secesión, como Venecia, Venetto o la Provincia autónoma de Bolzano – Alto Adigio (Tirol del Sur) donde la mayor parte de la población habla alemán.
En el otro extremo del país también existe la idea de constituir un gran estado que amalgame al sur formando Ausonia (o Sur de Italia). En este nuevo estado también entraría Sicilia, aunque en esta isla también existe la idea de la secesión por su cuenta.

¿Y Bélgica?, ese pequeño país donde flamencos pretenden la independencia, valones (francoparlantes) quieren unirse a Francia y la comunidad germanófona prefiere ser parte de Alemania. Finalmente estaría Bruselas, en tierra de nadie, ya que aunque se habla francés está en territorio flamenco. Vamos, un lío en el centro de la Unión Europea que estuvo a punto de la disolución hace un par de años.
Pero si en Europa occidental parece que existen nacionalismos, estos se multiplican en los Balcanes y el Cáucaso. Por ejemplo, la República de Bosnia-Herzegovina se dividiría en dos grandes estados: República Serbia (no confundir con República de Serbia) y la Federación de Bosnia y Herzegovina (no confundir con la República de Bosnia-Herzegovina) dejando una pequeña región (Brcko) que nadie pide y que comunicaría las cuatro zonas que se constituirían.
Finalmente otra de las grandes concentraciones se da en el Cáucaso en países como Georgia (Osetia y Abkhaziason tristemente famosas) o las repúblicas rusas de Chechenia o Daguestán (conocidas también por similares acontecimientos).
A otro nivel se encuentran algunos estados de facto. El más importante es el de Trasnistria, en Moldavia. Éste ocupa todo el este del país y es el último país de régimen comunista del continente. Asimismo existen dos pequeñas localidades en Italia que han declarado su independencia: Filettino, en Lazio, con apenas 550 habitantes que a consecuencia de las medidas de Berlusconi por reducir municipalidades se constituye como Principado de Filettino e incluso ha comenzado a imprimir su moneda (Fiorito); y Seborga (339 habitantes) que declaró su independencia en 1960 aunque hasta ahora no ha sido reconocida por Italia…

El caso de España

españa

Figura 2:Regionalismos y nacionalismos en España

(Pincha en el mapa para ampliar)

En España es bien conocido el caso de Cataluña, País Vasco o Galicia donde existe un fuerte sentimiento nacionalista. De igual forma (aunque a un nivel menor) ocurre, por ejemplo, en AndalucíaCanariasAsturias o elPaís Valenciano.
Sin embargo dentro de éstas o de otras regiones podemos encontrar movimientos que pretenden constituirse como autonomías (o provincias).
Por ejemplo en Andalucía existen movimientos que pretende la autonomía de Andalucía Oriental (¿restos delreferéndum andaluz y la propuesta de UCD?) e incluso la de la provincia de Málaga (¿antagonismo con Sevilla?). En el caso del Campo de Gibraltar sí que existió movimiento con cierta consistencia que pretendía constituirse como provincia, aunque por ahora su “lucha” ha sido infructuosa.
En el País Valencia también se pretende constituir la región conocida como Oleanismo, en la frontera con Castilla-La Mancha (comarca de Requena-Utiel), o en Cataluña el Valle de Arán que pretende un pacto de libre unión con esta región.
Un caso especial es el llamado “País murciano” que pretende constituir una nueva autonomía a través de las regiones que conforman, a grandes rasgos, la cuenca del Segura: Murcia, parte de Albacete, parte de Alicante y la comarca de Los Vélez en Almería. Sin embargo dentro de este país también existen otros movimientos que pretenden constituir una nueva autonomía (Cartagena) o la unión a otras regiones (comarca de El Carchel a los Països Catalans).
En resumen, los nacionalismos son sentimientos y como tales no todo el mundo tiene los mismos. Dentro de cada región existen diferentes ideas o conceptos de lo que se pretende que sea o se convierta en un futuro, algo que no es nada fácil. Yo siempre he sido de la idea de que la unión hace la fuerza, sin embargo también soy mucho de defender las opiniones y las ideas de la gente y si alguien no está a gusto quizás sea mejor intentar otra forma de convivencia.

Bibliografía recomendada

 

 

4 de comentarios

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: