Cambio climático

Kiribati: El hundimiento de un país

Kiribati se hunde. Literalmente hablando. No es un hundimiento metafórico, sino que realmente está siendo fagocitado por las aguas del océano Pacífico.

Kiribati es un estado conformado por 33 atolones de coral y una isla llamada Banaba. Estas formaciones insulares, localizadas en la Micronesia, entre Hawái y Australia, se agrupan en 4 grupos: la mencionada isla de Banaba, las islas Gilbert -formadas por 16 atolones-, las islas Fénix -formada por 8 atolones- situadas a 1.800 Km al sudeste de las anteriores, y las islas de la Línea -formadas también por otros 8 atolones y un arrecife- situadas a 3.300 Km al este de las islas Gilbert. Como curiosidad, Kiribati posee el atolón coralino más grande del mundo.

Este archipiélago emerge únicamente 2,5 metros sobre el nivel del mar, por lo que resulta tremendamente sensible a las oscilaciones marítimas. Tal es así, que su presidente, Anote Tong, lleva años alertando de que su país está quedando paulatinamente sumergido bajo las aguas del océano Pacífico. Ante esta situación, la UE y la ONU han ayudado económicamente al gobierno de Kiribati, pero es evidente que el dinero en esta cuestión no es la solución.

Se trata de una compleja situación geográfica que afecta, no solamente a los 105.000 habitantes de Kiribati, sino también a los 11.810 del archipiélago de Tuvalu, a los 66.223 de las Islas Marshall, a algunas islas de la costa este de Panamá, a otras tantas de Alaska y a un sinfín de pequeñas islas distribuidas por todo el globo.

El principal factor, aunque no el único como se verá más adelante, que imposibilita la supervivencia en estas islas es el ascenso del nivel del mar, que junto con la escasa altitud de todas ellas, garantiza la desaparición de las mismas en un horizonte temporal de 50 años.

Figure 2: Atolls of Kiribati. Source: viajes.net

Figure 2: Atolls of Kiribati. Source: viajes.net

Ante esta realidad, el mencionado mandatario de Kiribati ya ha anunciado que hay que tomar medidas urgentes para salvaguardar la supervivencia de su pueblo. Entre las medidas que se barajan están las siguientes:

– Construir una plataforma de gigantescas dimensiones sobre el nivel del mar -como si de una plataforma petrolífera se tratase- e instalar ahí a todo su pueblo.

– Trasladar de forma permanente a sus habitantes a otro territorio.

– Llevar a cabo obras para ganarle terreno al mar.

Pero el incremento del nivel del mar no es la única consecuencia del cambio climático que está afectando a estas poblaciones. Además de esto, el deshielo, tanto ártico como antártico, provoca importantes cambios en la circulación termohalina, lo cual se traduce en un incremento de las tasas de agua dulce en el océano que, sumado al continuo crecimiento de la absorción de CO2 atmosférico por parte de los océanos, acidifica enormemente las aguas marinas. Ello conlleva consecuencias tales como la destrucción de los arrecifes de coral y la modificación en el comportamiento de las especies marinas, por no hablar de la extinción de muchas de ellas.

Asimismo, la modificación de la circulación termohalina, puede conllevar la radicalización de fenómenos atmosféricos como tormentas tropicales o huracanes. Algunos expertos alertan ya de que la visita del reciente huracán Sandy a tan altas latitudes es algo anormal que seguramente tenga relación con el vertiginoso deshielo de la banquisa ártica durante los últimos 2 años. Por igual manera, otras áreas que suelen disponer de buenas condiciones pluviométricas pueden quedar relegadas a condiciones de sequedad.

Por tanto, parece que la solución más viable para estas poblaciones insulares es la migración, ya que de lo contrario, no solamente se invertirá un gran capital en desarrollar obras faraónicas como las anteriormente comentadas -plataformas, diques, muros…- , si no que estarán cada vez más expuestos a fenómenos atmosféricos extremos, viendo además cómo desaparece su principal recurso de explotación, la pesca, por los motivos ya expuestos -cambios de salinidad y temperatura-.

Por tanto, hay que plantear seriamente lo que supone para una comunidad humana, en algunos casos todo un país, emigrar forzadamente a otro territorio, y sobre todo ¿cómo se llevaría a cabo esta evacuación?

Pues bien, llegado el momento, se plantean varias hipótesis. Partiendo siempre de que la necesidad de conservar la identidad de todo un pueblo es algo innegociable, existe la posibilidad de que ese pueblo fuera acogido en otro territorio, incluso por otro país. Actualmente existe esta problemática con los indígenas Kuna. Los Kuna son una tribu que residen en el archipiélago de San Blas, perteneciente al estado centroamericano de Panamá. Dicho archipiélago se está inundando a pasos agigantados, por lo que los 32.000 indígenas Kuna adoptaron la decisión de trasladarse a tierra firme. El proceso de traslado se inició en 2010 y todavía tardará en finalizar entre 3 años más.

Figure 3: Kuna canoe. Source: caxigalinas.blogspot.com.es

Figure 3: Kuna canoe. Source: caxigalinas.blogspot.com.es

En el caso de los países de la Micronesia -Kiribati, Tuvalu, etc- se ponen sobre la mesa los nombres de posibles países receptores como Australia y Nueva Zelanda.

También se baraja la posibilidad de trasladarlos a un territorio con características similares al que abandonan, con el cual se puedan identificar, pero que a la vez ofrezca garantías de seguridad. En el caso de Kiribati y los demás archipiélagos de la Micronesia es complicado encontrar un espacio similar ya que la mayoría están afectados por las inundaciones, además de tener categorías muy elevadas de protección. Aunque existen algunas islas montañosas como la de Viti Levu, por la cual el gobierno de Kiribati ha hecho una oferta al propietario de dicha isla, el gobierno de las Islas Fiyi, de manera oficial, para comprar una zona de 20 kilómetros cuadrados de superficie en la isla, y poder alojar allí a la totalidad de los habitantes kiribatianos.

Como medida de urgencia, y en caso de que ningún estado cediera o vendiera parte de su territorio para acoger a los evacuados, algunos expertos manejan la opción de trasladar a todo un país como Kiribati a una megalópolis como Tokio o Los Ángeles, ya que sus 100.000 habitantes podrían ser absorbidos sin demasiados problemas, aunque esto implicaría la pérdida de toda una cultura milenaria.

Tal y como ha quedado demostrado en este artículo, el cambio climático no es una cosa del futuro. Sus efectos son ya hoy en día muy palpables. Quizás Kiribati no preocupe a occidente, está muy lejos…pero sí preocupó el huracán Sandy en latitudes anormalmente altas…sí preocupará la desaparición de deltas fluviales poblados y de magníficas urbanizaciones en primera línea de costa…

No es lícito ayudar económicamente a Kiribati para compensar sus inundaciones mientras que por otro lado se fomenta el deshielo del Ártico, por acción o por omisión, para disfrutar del jugoso pastel que supone la bolsa de petróleo que hay debajo, y que se estima, según las autoridades estadounidenses, en 90.000 millones de barriles, motivo por el cual algunas petroleras ya han realizado fuertes inversiones en la zona. A ello hay que sumar la apertura del tan deseado paso del Noroeste.

Figure 4: Kuna woman. Source: caxigalinas.blogspot.com.es

Figure 4: Kuna woman. Source: caxigalinas.blogspot.com.es

Ante este despropósito, Ariel González, secretario del Congreso General Kuna, comentaba en 2010:

“Si nosotros no produjimos el cambio climático, si no fuimos los que quemamos carbón y petróleo en grandes cantidades, ¿por qué tenemos que trasladarnos, cambiar nuestro estilo de vida? ¿Quién es el responsable?”

Así pues, queda patente que el calentamiento global está teniendo ya hoy en día efectos muy perniciosos para pueblos como los Kuna o Kiribati, hasta tal punto que se ven obligados a abandonar apresuradamente su tierra, para después volver la mirada atrás y no ver nada, nunca más, sólo agua.

Bibliografía:

http://caxigalinas.blogspot.com.es/2011/10/kuna-yala-el-archipielago-de-san-blas.html

http://www.portaldelmedioambiente.com/noticias/7877/se_hunden_islas_donde_habitan_indigenas_kuna/

http://es-us.noticias.yahoo.com/deshielo-%C3%A1rtico-trae-consecuencias-enormes-misteriosas-124102462.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/29/natura/1346259000.html

http://www.cambio-climatico.com/el-efecto-artico

http://maresyoceanos.blogspot.com.es/2008/07/detectan-cambios-de-gran-magnitud-en-la.html

http://www.nationalgeographic.es/el-oceano/cuestiones-criticas-sobre-el-problema-del-aumento-del-nivel-del-agua/cuestiones-criticas-sobre-el-problema-del-aumento-del-nivel-del-agua

http://www.atmosphere.mpg.de/enid/1__Los_oc_anos_y_el_clima/-_Los_oc_anos_y_el_cambio_clim_tico_3w8.html

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2010/04/19/indios-kunas-panama-preparan-exodo-hundimiento-islas/430591.html

http://servindi.org/actualidad/24648

http://www.miamidiario.com/internacional/internacional/australia/ban-ki-moon/cambio-climatico/foro-de-las-islas-del-pacifico/foro-de-islas-del-pacifico/kiribati/construir-plataforma-flotante/albergar-la-poblacion/hundimiento-de-las-islas/presidente-de-kiribati/anote-tong/hundimiento-islas/14082

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1066937

3 de comentarios

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: