Medio ambiente

Granjas de fitoplancton ¿solución al cambio climático o locura futurista?

 ¿Te imaginas una granja donde se cultive fitoplancton? Pues es exactamente lo que se han propuesto crear un grupo de arquitectos de la empresa Sitbon Arquitectes, con sede en París, a través de su proyecto “Bloom”. El nombre del proyecto,”Bloom”, proviene del término anglosajón referido a la floración del fitoplancton en situaciones de clímax produciendo las famosas “mareas rojas”.

Recordemos antes de nada que el fitoplancton es ese conjunto de organismos acuáticos que forma la base de la cadena alimenticia, y cuya importancia también radica en su capacidad fotosintética, ya que las microalgas que lo componen producen oxígeno y absorben gran cantidad de CO2.

Funcionamiento de "Bloom". Fuente: http://www.sitbonarchitectes.com/

Funcionamiento de “Bloom”. Fuente: http://www.sitbonarchitectes.com/

El objetivo de este grupo de arquitectos es intentar minimizar la subida del nivel del mar, cuyos estudios aseguran que en el año 2050 habrá ascendido 16 cm por encima del nivel actual, mediante la cría de fitoplancton, fomentando así la aportación de oxígeno a la atmósfera y reforzando la capacidad de absorción de dióxido de carbono de los océanos.

La infraestructura de este proyecto consistiría en una estructuras esféricas semi-sumergibles ancladas al fondo marino mediante una serie de cables. En su interior, se crearía un espacio habitable para los científicos encargados de llevar a cabo el proyecto.

Interior de una esfera del proyecto "Bloom". Fuente: http://www.sitbonarchitectes.com/

Interior de una esfera del proyecto “Bloom”. Fuente: http://www.sitbonarchitectes.com/

Por tanto,  y para resumir, se pretende que “Bloom” sea una especie de banco de oxígeno a nivel planetario que irá inyectando este gas en ríos, lagos, mares… mediante la cría de fitoplancton, además de ejercer como una primera línea de actuación ante catástrofes naturales mediante la detección precoz por monitoreo de fenómenos tales como tsunamis o tifones.

De momento solo se conoce la ubicación de la primera esfera del proyecto “Bloom”: el Océano Índico, dado que según los promotores del proyecto “Asia es el continente más afectado por la subida del nivel del mar y las catástrofes naturales”.

Sin lugar a dudas, es un proyecto que despierta  muchos recelos por varios motivos. Uno de ellos es que en vez de atacar el problema de raíz, es decir, acabar con las emisiones de combustibles fósiles, el proyecto se centra en proponer un parche muy futurista que de nada serviría si se continúa con el modelo de desarrollo actual. Otro motivo que nos hace desconfiar es que el proyecto haya salido de la mano de un grupo de arquitectos y no de una comunidad científica experta en las relaciones ecosistémicas del fitoplancton.

Ciudad de Star Wars Otoh Gunga

Ciudad de Star Wars Otoh Gunga

Más bien parece que se ha utilizado el problema del cambio climático y el ascenso del nivel del mar como justificación ecológica y social para sacar adelante el proyecto estrella de unos cuantos arquitectos que más tiene que ver con el mundo acuático de Jar Jar Binks en Star Wars que con una solución científica real.

Fuentes:

http://www.sitbonarchitectes.com

http://architizer.com

Un comentario

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: