Sociedad

La gestión del territorio y la necesidad de la participación ciudadana para alcanzar objetivos

España es año tras año más desigual, está menos cohesionada y más empobrecida. No son opiniones subjetivas, pues los titulares de toda la prensa internacional así lo indican:

Somos el país con la mayor brecha entre ricos y pobres de la OCDE. Intermon Oxfam señaló hace unos meses, que las 20 personas más ricas en España poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre, esto es, unos nueve millones de personas.

Según otro reciente informe publicado por Save the Children, el 33,8% de los niños en España está en riesgo de pobreza (2,8 millones de niños).

Figura 1. Mapa de los niños en riesgo de pobreza o exclusión social en la Unión Europea.

Niños en riesgo de pobreza o exclusión socialFuente: EU- SILC 2013

Los territorios están cada vez menos cohesionados, prueba de ello es que el sur de este país es más pobre que el norte y muchas de nuestras comunidades autónomas más meridionales presentan las mayores tasas de desempleo de Europa. Por ejemplo, Andalucía, Canarias y Extremadura presentan tasas superiores al 33% (Ver mapa figura 2 y gráfico figura 3)

Figura 2. Mapa de la tasa de desempleo por regiones de la Unión Europea.

Mapa de la tasa de desempleo por regiones de la Unión Europea.

Fuente: http://www.invertia.com/noticias/regiones-europeas-paro-espanolas-2958342.htm

Figura 3. Gráfico de las regiones de la Unión Europea con más paro.

Gráfico de las regiones de la Unión Europea con más paro

Fuente: Diario El País

Además, los territorios rurales están siendo desprovistos de equipamientos públicos básicos como los sanitarios y los educativos, concentrándose la población en las grandes capitales y rescatando con fondos públicos, autopistas sin coches y aeropuertos sin aviones.

Sobre la vivienda, España, encabeza un ránking europeo: es el segundo país, por detrás de Grecia, con un mayor número de familias que destinan más del 40% de sus ingresos al sostenimiento de la vivienda, esto es el 20,5% del total (En la Unión Europea, la media está en el 11%).

También, estamos creando una economía muy especializada, basada en el sector turístico y en los servicios. ¿Cuál es la inversión de este país en educación, cooperación al desarrollo, protección del medio ambiente e I+D+i?

Figura 4. Viñeta de Forges.

Viñeta de Forges

Fuente: http://elpais.com/autor/antonio_fraguas_forges/a/

Figura 5. Viñeta de Malagón.

Viñeta de Malagón

Fuente: http://malagonadas.blogspot.com.es/ 

Políticas públicas: la Ordenación del territorio en España y el incumplimiento de objetivos y principios.

Con todo este panorama, me pregunto, ¿para qué ha servido la redacción y puesta en marcha de numerosos instrumentos de ordenación y desarrollo territorial que perseguían en sus objetivos todo lo contrario (cohesión social y territorial, calidad de vida, uso racional de suelo, fomento de la vivienda pública, igualdad, etc.)? ¿Hemos pecado de ambiciosos escribiendo principios que nunca se cumplirían?

¿Nos hemos engañado a nosotros mismos?

Durante los años 90 y 2000 vivimos en la necesidad de escribir instrumentos y planes para alcanzar objetivos de desarrollo y progreso planteados para un futuro cercano (10-15-20 años). Ese futuro ha llegado, pero nada se ha cumplido.

Se escribieron tochos de 2000 páginas y un sinfín de instrumentos y planes que perseguían siempre objetivos muy parecidos. España se suscribió a numerosos marcos, estrategias y cartas como, por ejemplo, a la La Carta Europea de Ordenación del Territorio en 1983 con el fin último de cumplir (o al menos intentarlo) una serie de principios:

  1. El desarrollo socioeconómico equilibrado de las regiones.
  2. La mejora de la calidad de vida.
  3. La gestión responsable de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.
  4. La utilización racional del territorio.

Figura 6. Modelo territorial de Andalucía.

Modelo territorial de Andalucía

Fuente: Plan de Ordenación Territorial de Andalucia.

Después de gastarnos millones de euros en realizar planes e instrumentos  y de invertir en las propuestas que en ellos se definían con el fin de alcanzar esos 5 o 6 objetivos mágicos ¿A que hemos llegado? La respuesta es muy sencilla: a todo lo contrario. ¿Quién tiene la culpa de que no se hayan cumplido? ¿Los políticos? ¿Los técnicos? ¿La propia ciudadanía?

¿Ya no importa el cumplimiento de los objetivos?

Los presidentes regionales y alcaldes quedaban como dioses diciendo que su municipio o su comunidad autónoma alcanzarían la ansiada cohesión social y que todos sus conciudadanos iban a tener una alta calidad de vida. Mientras, los ciudadanos nos lo creíamos y alimentamos nuestro ego con sus palabras. Jugamos a ser millonarios, a beber intensamente del dinero y del ficticio progresismo.

Sin embargo, hoy en día, somos uno de los países más desiguales de Europa, nuestro medio ambiente cada día está más destruido, estamos en recesión económica y no hay calidad de vida, hay pobreza   ¿Hemos alcanzado alguno de los ansiados objetivos? Ni uno.

Hay que pensar de manera más humilde, más local, escribiendo objetivos menos ambiciosos, sin tan magnánimas propuestas. No hace falta plantear la  construcción de una autovía de un pueblo de 1000 habitantes a otro de 500, o poner que vamos a tener un crecimiento poblacional de 100.000 habitantes en un municipio de 50.000, sino ordenar, proponer y gestionar nuestro territorio con criterio y rigor.

Política ciudadana y objetivos reales.

Podemos seguir escribiendo planes de ordenación territorial, escribiendo los mismos objetivos u otros nuevos, pero si la ciudadanía no participa, jamás verá cumplidos estos principios. Aquí  ha estado el problema, en la escasa participación de los ciudadanos en la gestión de su territorio y en las políticas públicas de nuestro país.

Figura 7. Viñeta de emperdedor

Viñeta de emperdedor.wordpress.com

 Fuente: Viñeta de emperdedor.wordpress.com

El ciudadano tiene que despertar. Tenemos que participar: meternos en asociaciones, afiliarnos a un sindicato y a un partido político, votar, hacer referéndums e iniciativas legislativas populares, ir a los plenos del ayuntamiento, a los concejos, a las plazas y calles a manifestarnos, firmar, rellenar los formularios de Change.org, participar en mesas de debate, hacer alegaciones…luchar por nuestro agua, por la sanidad, por los basureros, por los trabajadores, por la gestión de lo público y de nuestro territorio en definitiva.

Como dijo Platón: “Uno de los castigos por rehusarte a participar en política, es que terminarás siendo gobernado por hombres inferiores a ti”. Tenemos que pensar por nosotros mismos y luchar de manera colectiva, no dejar que se vuelvan a reír de nosotros.

La participación ciudadana en todos los procesos y políticas públicas como la ordenación del territorio es muy necesaria, pues significa la democratización de las decisiones futuras para el desarrollo de un país.

Ciudadano, ¡despierta ya!; pues si no lo haces seguiremos siendo un país pobre, desigual y poco cohesionado.

Fuentes: http://www.20minutos.es/noticia/2031827/0/informe/oxfam/desigualdad-elites-economicas/ http://elpais.com/elpais/2014/04/15/planeta_futuro/1397558478_170008.html http://www.publico.es/dinero/508674/espana-es-el-pais-con-la-mayor-brecha-entre-ricos-y-pobres-de-la-ocde http://economia.elpais.com/economia/2014/04/15/actualidad/1397553478_293474.html http://www.estrelladigital.es/articulo/espanha/mapas-pobreza-infantil-europa/20140415182201192453.html http://www.invertia.com/noticias/regiones-europeas-paro-espanolas-2958342.htm http://economia.elpais.com/economia/2014/04/15/actualidad/1397553478_293474.html

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: