Política

Las mapas de calor del 20D

Hace poco fuimos a votar y esta semana, de nuevo, comienza otra campaña electoral. Llamémoslas como queramos, segunda vuelta o nuevos comicios, lo cierto es que es por gruesas o finas líneas rojas, por pactos con la derecha o por imposibilidad de hacerlo con la izquierda, nos tocará ir a meter el sobre en la urna.

Seis meses hace que elegimos a nuestros representantes para el Congreso y el Senado y ahora, por fin, hemos tenido tiempo de analizar lo que pasó entonces. Lo cierto es que no deja de ser difícil, tanto por la cantidad de municipios que existe en España como por la forma en la que los datos se ofrecen por parte del Ministerio. No obstante, con tiempo y con estos -por cada uno de los términos- de las elecciones que se realizaron el 20D, hemos obtenido una serie de mapas que muestran la distribución del voto en el conjunto del estado para los principales partidos políticos.

De esta manera, a través del porcentaje de voto, hemos podido ver dónde se ha concentrado el que fue para el PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos e IU, así como elaborar otros cuantos que han parecido interesantes y que pueden mostrar, quizás, hacia donde irá el del próximo día 26.

PP (en coalición con PAR, Foro Asturias y UPN)

El voto al partido conservador se concentra de manera muy notoria en la comunidad de Castilla y León y se extiende a todo el centro de la península y Galicia. En el otro extremo, en Cataluña su porcentaje fue sumamente bajo, algo que no sorprende y que da muestra de que a esta comunidad los populares no tengan especial interés en ella. Hay que tener en cuenta, también, que el voto de derechas se suele concentrar, en este caso, en Democràcia i Llibertat, algo que también parece ocurrir en el País Vasco, pero con el PNV.

Algo más particulares son Andalucía, donde el color se torna también azul aunque de mucha menos intensidad que en la región catalana, así como el caso de la Comunidad Valenciana feudo hasta ahora de este partido.

PP

 

PSOE (en coalición con Nueva Canarias), PSC en Cataluña

Pareciera que debería haber una relación inversa entre los lugares donde se vota al PP y al PSOE, sin embargo esto no siempre es así. El voto del partido socialista se localiza en el sur de la península. Su granero más absoluto se encuentra en Andalucía, Extremadura y el sur de Castilla-La Mancha, teniendo en el resto una distribución mucho más homogénea que la del PP.

El menor porcentaje de voto se encuentra, de nuevo, en Cataluña, donde el anteriormente poderoso PSC redujo bastante el número de papeletas contabilizadas. Asimismo, también se localiza otra gran mancha azul sobre las comunidades de Navarra, País Vasco, La Rioja y Cantabria, así como en gran parte de la conservadora Castilla y León.
PSOE

Podemos, en Comú Podem, Compromís-Podemos-És el moment, En Marea

El hecho de ir en coalición con Compromís hizo que los porcentajes en la Comunidad Valenciana se dispararan, por lo que en el resto del territorio los valores se tornan más naranjas o azulados. El caso es que el granero para este partido y sus confluencias fue la costa, tanto en el conjunto de la península como en las islas y, del mismo modo que en Valencia, las regiones en las que se aliaron con IU y otras fuerzas políticas sus votos subieron bastante, como el caso de Galicia o Cataluña.

Sin embargo, el interior: ambas castillas, Extremadura y gran parte de Andalucía depositaron en menor porcentaje el voto a la formación morada. En parte, como veremos a continuación, posiblemente por un mayor peso de Izquierda Unida en el medio rural andaluz.

Podemos

Ciudadanos

En la Comunidad Valenciana no sólo se votó a Podemos o a Compromís, sino que también Ciudadanos tuvo bastantes votos, al menos comparado con lo que ocurrió en el resto de España. Es lo que se observa en este plano, ya que en ellos se consiguieron los porcentajes más elevados, junto a ambas Castillas, Madrid, así como los dos archipiélagos. Gran parte del voto que había ido en anteriores campañas al PP, ahora se pasó al partido naranja, por lo que en estas áreas más conservadoras se concentró el de Ciudadanos, será interesante observar qué ocurrirá en las próximas elecciones.

Ciudadanos

 

Izquierda Unida

Como se ha comprobado y comentado, el voto en Andalucía a Podemos fue relativamente escaso comparado con lo que sucedía en otras regiones. Algo que, en parte, puede ser explicado porque todavía aquí existió un elevado porcentaje de la población, sobre todo la rural de pueblos más pequeños, que se decantó por el otro partido de izquierdas, más tradicional. Sin embargo, la ley electoral y el reparto de éste entre las ocho provincias andaluzas, hizo que no fuera correspondido por escaños.

En el caso de Cataluña y Galicia, se integraba en En comú Podem.

IU

Unidos Podemos

Sumando los porcentajes de voto de Podemos, las confluencias e Izquierda Unida, se puede presuponer qué hubiera pasado en las elecciones pasadas o, al menos, ver dónde se concentró el voto para este Unidos Podemos.

Como se ve, la diferencia, quizás, más importante con respecto al mapa de Podemos y confluencias es que Andalucía se torna algo más cálida por la suma de IU, mientras que Cataluña y Galicia se vuelven más azuladas porque, en esto casos, no sumamos nada más, ya que estaban dentro de las confluencias.

Ups

Bipartidismo

Teniendo en cuenta que en algunas regiones existen partidos nacionalistas o regionales con fuerte presencia, se puede analizar cómo ha sido el voto al bipartidismo que, como se muestra a continuación, se presenta fuertemente dividido, mostrándose una línea que divide la península y que pasa por Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana y que también deja en esa parte a las Islas Baleares y Canarias.

Mientras, el interior sigue siendo todavía fiel al PP y al PSOE. No obstante, parece que por el sur y Galicia comienzan a abrirse algunas ventanas que veremos cómo evolucionan el 26J.

En este caso no sólo se han sumado los votos de PP y PSOE al bipartidismo, sino también los de PNV y DiL, ya que han sido otros partidos de derechas que pueden ser el equivalente nacional de los estatales y hemos considerado que entrarían dentro de esa “vieja política” por el tiempo que llevan gobernando.

Bipartidismo

Unidos Podemos y Ciudadanos

Del mismo modo, se puede analizar dónde entró con mayor fuerza los nuevos partidos: Podemos y Ciudadanos, aunque en este caso hayamos metido también a IU (debido a que su porcentaje no fue muy elevado, en algunas comunidades ya estaba integrado en las confluencias y, de esta manera e incluso, se puede intentar prever el futuro 26J).

Lo que se observar es una reducción del área en la que existe una tendencia hacia el bipartidismo y un aumento hacia el voto de nuevos partidos en Andalucía o, sobre todo, Canarias.

UpsCs

Abstención

Casi acabando, nos hemos fijado en las zonas en las que más se voto y aquellas en las que menos se ejerció el derecho a voto. De manera general, se puede decir que el porcentaje fue bastante mayor en las áreas conservadoras, aquellas en las que más voto tuvo el PP. La gente se quedó menos en casa en las Castillas, Madrid, así como en la Comunidad Valenciana.

Sin embargo, en Cataluña, Galicia o Asturias, esta abstención fue más elevada, algo que también ocurrió en Canarias.

Abstencion

Media de voto

Usando el posicionamiento que los entrevistados del CIS ponen a cada uno de los partidos, de 0 a 10, donde 0 sería la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, así como el porcentaje de voto por municipios del conjunto del estado, podemos analizar cuál sería el posicionamiento de cada uno de ellos.

Las cifras y partidos políticos que se han tenido en cuenta son: PP 8,28; PSOE 4,49; Podemos 2,26; Ciudadanos 6,65; Izquierda Unida 2,27; ERC 3,01; DiL 6,34; PNV 5,97; EH Bildu 2,92. Hubiera sido también interesante incluir a Geroa Bai, por el porcentaje que tuvo en Navarra, sin embargo no se ha conseguido el valor para este partido. Finalmente, hay que advertir que se ha hecho la media teniendo en cuenta sólo el porcentaje de votos que tuvieron los partidos anteriormente señalados. Porcentaje que en la mayoría de los casos rondaba el 100%.

Media

La comunidad autónoma donde el voto fue más izquierdista es Cataluña, tanto por el que se hizo a en Comú Podem, como a ERC. Con unos valores algo menores, este voto se extiende por el sur de los Pirineos hasta llegar al País Vasco, pasando por Aragón y Navarra. Asimismo, el conjunto del mediterráneo así como las islas muestran valores más de izquierdas pero que se van atenuando, aumentando de nuevo con algo de fuerza en Andalucía, como hemos visto y en gran medida por el voto a Izquierda Unida.

Por su parte, el interior de la península es mucho más conservador, sobre todo por el foco que genera Castilla y León. Algo que se extiende por las comunidades adyacentes.

De este modo, podemos observar, también, cuáles son las localidades donde más se vota a la izquierda. Ésta es Artieda (2,85) en Zaragoza, seguida de Sant Jaume de Frontanya (3,00) en Barcelona. Por cierto, Marinaleda (Sevilla) se encuentra en el puesto noveno (3,33).

Por su parte, existen cuatro municipios en los que los valores son de 8,28 es decir, todo el mundo en ellos votó al PP. Son Portillo de Soria (Soria), La Riba de Escalote (Soria), Castilnuevo (Guadalajara) y Valdemadera (La Rioja). En cualquier caso son municipios muy pequeños que rondan la decena de votantes.

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: