Geografía ficción

El puzzle americano

Hace unos cuantos meses quisimos ver cómo quedaría el mapa de Europa si todas las regiones donde existe algún sentimiento independentista, consiguiera la secesión de sus actuales estados.

Sin embargo, estos movimientos nacionalistas o independentistas no sólo los podemos encontrar en el viejo continente, sino que se reparten por todo el mundo y América no es una excepción, ya que también hay regiones que quieren abandonar el estado en el que se encuentra o, por lo menos, conseguir mayor autonomía.

De forma general, éstas son bastante más grandes que las que podíamos encontrar en el caso europeo y, además, pueden dividirse  -resumiéndolo muchísimo- en tres grandes grupos, en función de los motivos por los que persiguen la independencia: las reivindicaciones indígenas (como en el caso de los mapuches en América del Sur o los Lakota en la del Norte), las que proceden de los procesos de descolonización o guerras (Estados Confederados de América o Rio Grande do Sur, por ejemplo) y los que quieren la independencia para no seguir pagando impuestos que vayan a regiones más pobres (Rio de Janeiro o Santa Cruz, en Bolivia).

En este caso, como en el que ya hicimos de Europa, no vamos a ver cada caso por caso, sino que nos centraremos en los que nos parecen más curiosos o interesantes, por los procesos reivindicativos en sí y de donde se generan, o porque haya estados con un gran número de movimientos que se extienden por toda su superficie, por ejemplo.

America

Imagen 1: América- Fuente: Elaboración propia.

Para verlo completo pincha aquí

Sudamérica

En este subcontinente, uno de los pueblos que pretenden un área mayor es el Mapuche. Éste se extiende por los estados de Argentina y Chile, desde las costas del Atlántico hasta las del Pacífico.

De forma general, son considerados mapuches toda la población que habla mapuche o los descendientes de los que habitaban la región histórica que, como se puede ver en el mapa, abarca desde el sur de la ciudad de Buenos Aires hasta la Patagonia –a ambos lados de los Andes- incluyendo ciudades importantes como Córdoba, Mendoza o Bahía Blanca en la zona argentina o Concepción en la chilena.

El pueblo araucano (como también se les denomina) estaba establecido en la isla de Chiloé -otra isla que también pide autonomía- y en el Valle del Aconcagua en el siglo XVI, posteriormente (siglos XVIII y XIX) se extendió al otro lado de los Andes, en Argentina -de forma no muy pacífica en algunas ocasiones-. Sin embargo, a finales del XIX, los estados chileno y argentino decidieron ocupar estas tierras, es por ello que pretenden conseguir la autonomía o la secesión de los estados que los “invadieron”. Son miembros de la UNPO(Organización de las Naciones y Pueblos no Representados) desde 1993.

Mapuches

Imagen 2: Manifestación en Chile en contra del trato del estado chileno al pueblo mapuche.

Fuente: Patricio Valenzuela.

Disponible en http://www.flickr.com/photos/patricio_valenzuela/2182474865/

En el sur de Brasil, también podemos encontrar una gran cantidad de estados que pretenden la independencia. Por una parte está la República Riograndense (Estado de Rio Grande do Sul, actualmente), que se declaró independiente en 1843 y que tras la guerra con el Imperio de Brasil volvió a él. Sin embargo, aún se mantienen -e incluso se crean más- movimientos separatistas que, por ejemplo, indican que el Tratado que se firmó para acabar con la guerra no se llegó a cumplir completamente (los esclavos, por ejemplo, no fueron liberados), que el documento no llegó a encontrarse nunca completamente, o que tienen más relación y cercanía con Uruguay que con el resto de Brasil.

Asimismo, existen otros movimientos en esta federación brasileña que persiguen el mismo objetivo: la independencia. Por ejemplo, la Región Sur que incluye tanto el estado de Rio Grande do Sul como Santa Catarina y Paraná. Por otra parte, también los podemos encontrar en Sao Paulo o Rio de Janeiro. En éste último, se persigue la secesión debido a que son un estado rico y no quieren pagar impuestos para el desarrollo de los más pobres, como el de Mato Grosso, a los que llegan a llamar “estados parásitos” (há dois Brasis: o Brasil que gera renda, e o Brasil parasita, aquele que consome a renda dos estados geradores de renda).

En Bolivia pasa algo similar en la provincia de Santa Cruz, una provincia rica en un país pobre. Parte de la población prefiere la independencia de sus vecinos para no seguir pagando impuestos que se escapen de sus fronteras y, de esta forma, desarrollarse a un ritmo mayor.

Un caso curioso es el de Pasto, en la república de Colombia. En la guerra de independencia de las colonias se declaró fiel al Imperio Español y desde entonces existe cierto sentimiento diferenciador del resto de Colombia, aunque tampoco es muy extendido (sólo hemos encontrado un blog). Sin embargo, sigue siendo extraño cómo en una región tan pequeña y después de más de dos siglos, siguen apareciendo movimientos que piden, al menos, cierta autonomía por esos hechos.

Centroamérica

Quizás el caso más destacado o conocido sea el de Puerto Rico que, aún no estado integrado completamente en Estados Unidos, sí que es un estado libre asociado a él. Por ello, existen movimientos y partidos políticos que pretenden la completa independencia de la federación norteamericana.

Además, también existen movimientos a favor de la secesión en algunas de las islas que podemos encontrar dentro o alrededor del mar Caribe y que son pertenecientes a estados europeos: Guadalupe y Martinica, de Francia; y Montserrat, de Reino Unido. En Martinica, por ejemplo, el partido Mouvement Independentiste Martiniquais (Movimiento Independentista Martinicano) es uno de los principales de la isla y la secesión de la “metrópoli” francesa, uno de sus principales objetivos.

Los Raizales son una serie de islas que pertenecen a Colombia pero que están enfrente de Nicaragua, a bastante distancia de las costas colombianas. Estas islas fueron habitadas por misquitos y posteriormente por descendientes de ingleses y piratas. Además, son reclamadas por Nicaragua y existía un pleito entre estos dos países por las aguas jurisdiccionales. La Corte Internacional de la Haya dio la razón al estado nicaragüense, cuyas aguas territoriales, por tanto, aumentarán bastante hasta el Mar Caribe. Tras este dictamen, las presiones secesionistas en las islas han ido en aumento.

Mapa_A1_Fallo_Litigio_Nicaragua_-_Colombia.svg

Imagen 3: Delimitación de las aguas marítimas en el Mar Caribe Occidental tras el fallo de la Corte Internacional de la Haya.
Fuente: Wikipedia.

Norteamérica

Los tres países que componen Norteamérica no están exentos de movimientos secesionistas, es más, en ellos se concentran un gran número de regiones que pretenden la independencia, mucho más de lo que podíamos encontrar en Sudamérica o Centroamérica. Por toda su extensión hay estados y provincias que pretenden ser independientes de las federaciones que hoy en día las integran.

México

Uno de los casos más conocidos de este conjunto de estados es el de Chiapas, debido a la presencia del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, que pretenden constituir un estado socialista y verdaderamente democrático, según dicen.

Más al norte nos encontramos con la República de Yucatán, que no sólo abarca este estado sino también los de Campeche y Quintana Roo, y que declaró su independencia en 1841, manteniéndola hasta 1848 para, en ese año, volver a la Federación mexicana. La vuelta a México se debió a que los dirigentes de la República necesitaron la ayuda militar mexicana para sofocar la llamada “Guerra de Castas”, que enfrentó a la población nativa maya contra los blancos y mestizos. Una guerra que realmente no fue entre castas, sino entre clases sociales, a consecuencia de la utilización de los nativos como esclavos en los campos agrícolas en la revolución capitalista agraria.

450px-Guerra_de_Castas

Imagen 4: Lienzo sobre la Guerra de Castas.
Autor: Desconocido. Fuente: Wikipedia

Además, podemos encontrar la República de Sonora, que fue independiente desde 1854 a 1857, debido a movimientos bastante parecidos a los de California, es decir, fueron “invadidos” por estadounidenses que venían en busca de tierras y oro.

Finalmente, hallamos Sierra Madre, que pretende la secesión, por una parte, debido a la gran centralidad del país mexicano que permite muy poca autonomía pero, sobre todo, a que este conjunto de estados poseen un PIB muy elevado con respecto a la media mexicana. Según dicen, es equiparable al de algunos países europeos como Gran Bretaña. Además, pretenden anexionarse Texas que, como en el caso de California o Nuevo México, ya fue mexicano.

Gran_Mexico

Imagen 5: Extensión de México en el siglo XVIII donde se observa cómo Sierra Madre ocupaba también Texas, formando San Luis de  Potosí.

Fuente: Kalipedia.

Estados Unidos de América

Hace poco tiempo, tras las segundas elecciones que ganó Barack Obama, hasta 20 estados pidieron su independencia frente a la Unión. Sin embargo, aun cuando no existen este tipo de acontecimientos que exacerban los sentimientos nacionalistas, siguen habiendo regiones y estados que quieren salirse de la primera potencia mundial, por ahora… y todavía.

La zona donde más se concentran es en el sureste, donde por una parte encontramos los Estados Confederados, los que perdieron la guerra civil y que no suelen ser muy considerados por el resto de países del mundo al tener cierto tufo racista; por otra parte también están los estados que compondrían la República de Nueva África, que estaría compuesta por aquellos donde existe gran porcentaje de población negra (incluso siendo mayoría en algunos). Es decir, por un lado unos piden la independencia de la región con argumentos racistas y otros lo piden por existir gran parte de población de color. La causa es la misma, sin embargo el fin que se conseguiría con el establecimiento de estos nuevos estados, probablemente, sería muy diferente.

Nueva_Africa

Imagen 6 : Bandera de la República de Nueva África

Además encontramos a Texas (que entraría dentro de los Estados Confederados y ciertos condados en Nueva África y, por otra parte, se la quiere anexionar Sierra Madre), el único estado según la Constitución de los EUA que pueden conseguir la independencia, ya que fue durante cierto tiempo una república independiente tras la secesión con México. Un estado ciertamente conservador y que, quién sabe, quizás pueda llegar a conseguir la separación por uno de los ídolos de la pequeña pantalla, Chuck Norris.

texas y la independencia

Imagen 7: Manifestación a favor de la secesión de Texas.
 
Fuente: http://hastalavictoriasiempre-militantes.blogspot.com.es

Más al norte aparecen California, Vermont, Alaska y Cascadia, que pretende constituirse junto a otra serie de regiones y estados de Canadá.

Sin embargo, el caso que ha llegado más lejos quizás lo encontremos en el centro de los EUA: la República de Lakota. Ésta tiene áreas en los estados de Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska, Wyoming y Montana. Ya es una República autoproclamada lo que, según dicen, no correspondería a una secesión, sino a una “reiteración de soberanía”. La búsqueda de esta independencia se basa en el “apartheid” al que está siendo sometido el pueblo nativo americano por parte del gobierno federal, que los ha llevado a la pobreza y desempleo.

Canadá

Casi en la mitad de la superficie canadiense existe movimientos que pretenden la secesión o bien una mayor autonomía.

El caso más conocido es el de Quebec. Sus deseos independentistas se basan en que es, por ejemplo, la única región de Canadá que tiene como única lengua oficial el francés y, por ello, durante gran parte de su historia hubo procesos de asimilación inglesa y represión. Se han realizado dos referéndums para pedir la independencia, en 1980 y 1995, pero en ninguno de ellos ganó por mayoría la idea de la secesión -aunque en el último estuvo a punto-. Sin embargo, en 2006, el parlamento canadiense aprobó que Quebec es una nación dentro de Canadá, intentando aplacar algo las ideas secesionistas.

Pro-Federalist

Imagen 8: Manifestación en apoyo a la permanencia de Quebec en Canadá en 1995.

En definitiva, América como Europa y gran parte del resto del mundo, sigue siendo un hervidero de nacionalismos y movimientos independentistas que, por diferentes motivos y atendiendo a razones muy diversas, que no vamos a valorar, pretenden modificar las fronteras para conseguir sus objetivos.

La colonización europea, la matanza de la población amerindia, el mestizaje, la esclavitud o la diferencia de rentas y desarrollo han generado un gran mosaico de regiones y pueblos que siguen queriendo conformar sus fronteras.

Fuente Imagen destacada: http://www.desdeabajo.info

Bibliografía y más:

 http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/1092434/03/09/Chuck-Norrys-anuncia-que-planea-presentarse-como-candidato-para-presidente-de-Texas.html

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/58515-resaca-electoral-estados-buscan-independencia-eeuu

http://www.republicoflakotah.com/

http://www.rioindependente.net/

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Castas

http://naciondelospastos.blogspot.com.es/

http://blogs.periodistadigital.com/pedrodehoyos.php/2006/03/04/santa_cruz_de_la_sierra_quiere_la_indepe

http://es.wikipedia.org/wiki/Fallo_de_la_Corte_de_La_Haya_en_2012_sobre_el_litigio_entre_Colombia_y_Nicaragua

America

America

America

Un comentario

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: