Urbanismo

El paisaje en las ciudades: La Avenida Rio Branco en Río de Janeiro y la Gran Vía, en Madrid

Los problemas ambientales han sido discutidos a nivel mundial y están teniendo cada vez más impacto en los debates locales, especialmente en las grandes metrópolis debido a degradación de la calidad ambiental en estos sitios.

La intensa búsqueda del desarrollo basado en el crecimiento a través de la producción material, se ha ido llevando a cabo en diferentes etapas a lo largo de nuestra historia, principalmente en el proceso de intervención del espacio. Con la mejora de las técnicas de los últimos años, estos procesos se han vuelto mucho más intensos y evidentes.

Las metrópolis, como espacios producidos por parte de la sociedad, generan grandes cambios en sus espacios naturales con consecuencias, muchas veces, tanto positivas como negativas.

A lo largo de los años, principalmente al final del siglo XIX, tanto la ciudad de Madrid (en España) como la de Rio de Janeiro (en Brasil) tuvieran procesos de desarrollo y expansión de la red urbana caracterizados por cambios de gran impacto en sus paisajes, a través de la ejecución de reformas urbanas. Ejemplos de estas intervenciones, paisajes creados a través del planeamiento urbano, son la Avenida Rio Branco, en Rio de Janeiro y la Gran Vía, en Madrid.

Estos paisajes pueden ser importantes en la gestión del territorio, ya que integran y promueven la calidad ambiental en la ciudad, pero también porque nos enseñan sus consecuencias más negativas, en el sentido en que degradan ambientalmente el espacio provocando conflictos socioespaciales para el dominio del territorio.

Para entender este nuevo paisaje es necesario conocer el planeamiento. Con él podremos analizar qué motivó esta transformación y las aspiraciones a las que responden. El paisaje es el resultado de un refinamiento de la relación entre el hombre y el medio ambiente producido por las élites. (CLAVAL, 2004)

Las reformas urbanas empezaron en Madrid unos años antes de las ocurridas en Rio de Janeiro. Fue en 1836, con la independencia de las grandes ciudades latinoamericanas, cuando España se volvió a fijar en sus necesidades internas y vio despertar un deseo de modernizar sus antiguas ciudades medievales, principalmente su capital.

En Rio de Janeiro las reformas empezaron en 1875 con la propuesta de higienistas que buscaban la mejora de las condiciones de la ciudad a partir de una serie de obras de infraestructuras en los sectores de transporte, saneamiento, apertura de calles en la área central y también para el embellecimiento de la ciudad.

El objetivo de la construcción de las dos avenidas, Rio Branco y Gran Vía, era el mismo, más allá de conectar dos puntos de sus ciudades, las harían adentrarse en la tan ansiada modernidad, transformándolas en verdaderas metrópolis, donde, con características propias, cada una tendría una extensión de casi 2000 metros y quedarían divididas en tres tramos.

Gran Vía, Madrid, 1913

Gran Vía, Madrid, 1913

Avenida Rio Branco, 1910

Avenida Rio Branco, 1910

 

Gran Vía, actualmente

Gran Vía, actualmente

Avenida Rio Branco, actualmente

Avenida Rio Branco, actualmente

Claval (2004) nos dice que solo se entiende un paisaje cuando comprendemos cómo y porqué funciona. Entendemos estas dos avenidas en su función de conexión de dos partes importantes de la ciudad, pero que se fortalecen y se tornan integrantes de sus ciudades a partir del momento en que les son atribuidos valores por parte de la población que la percibe.

El paisaje es una apariencia y una representación (BRUNET, 1992 apud CLAVAL, 2004), es una interfaz entre la naturaleza y los hechos sociales, es la influencia que el medio ejerce sobre los individuos a partir de las transformaciones de las actividades humanas sobre el ambiente, resultado de una representación moldeada por las decisiones de los distintos actores sociales que la construyeron, mostrando sus diferentes maneras, en que son influenciados por el momento y resultando en las especulaciones sobre el futuro. (CLAVAL, 2004)

Dicho esto se entiende que estas dos avenidas centenarias, que nacieron por aspiraciones estéticas e higienistas, se fueron transformando de acuerdo a los cambios sociales y económicos que estaban sufriendo sus países. Son museos al aire libre que merecen la conservación.

No se puede olvidar que el paisaje que simboliza la Avenida Rio Branco y la Gran Vía no es estático. Sus valores culturales siempre son y serán reforzados por los rituales públicos y necesitan estar siempre reproduciéndose para continuar teniendo significado, podiendo esto solamente poder realizarse a través de su reconocimiento.  (COSGROVE, 1998)

La Gran Vía se transformó en ciudad de consumo, en la avenida de tiendas, cines y teatros. Se le atribuyeron estos valores y se reinventó, siendo hoy en día reconocida como símbolo y paisaje esencial de la ciudad de Madrid.

La Avenida Rio Branco aún es una de las arterias más importantes de la ciudad de Rio de Janeiro, un paisaje que merece ser tratado con mayor importancia. Este paisaje tiene gran potencial social, económico y cultural y deben buscarse maneras para alcanzar su sostenibilidad, en el sentido de su gestión y conservación.

Se debe entender estas dos avenidas, como ejemplos de paisaje urbano, más allá de su función de conexión de dos partes importantes de la ciudad. Hay que conocer cómo fortalecerlas y tornarlas como integrantes de sus ciudades a partir del momento en que a ellas le son atribuidos valores por parte de la población que la percibe.

Leticia Jacomo es licenciada en Geografía por la Pontificia Universidade Católica do Rio de Janeiro y máster en Planificación y desarrollo territorial sostenible por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente realiza el doctorado en Geografía Urbana por la UAM.

Bibliografia:

CLAVAL, Paul. A paisagem dos Geógrafos. In: CORRÊA, Roberto Lobato; ROSENDAHL, Zeny (orgs.). Paisagens, Texto e Identidades. Rio de Janeiro: EDUERJ p.13-74, 2004

COSGROVE, Denis. A Geografia está em Toda Prte: Cultura e Simbolismo nas Paisagens Humanas. In: CORRÊA, Roberto Lobato; ROSENDAHL, Zeny (orgs.). Paisagem, Tempo e Cultura. Rio de Janeiro, EDUERJ p.92-123, 1998.

ERMAKOFF, George. Rio de Janeiro 1900-1930, Uma Crônica fotográfica. Rio de Janeiro, George Ermakoff, 242 p., novembro/2003.

MERINO, Ignacio. Biografía de la Gran Vía, Los primeros cien años de una calle universal. Madrid, Ediciones B, 290p., marzo/2010.

BENCHIMOL, Jaime Larry. O Haussmanismo na Cidade do Rio de Janeiro. In: Anais do Seminário Rio de Janeiro: Capital e Capitalidade. Rio de Janeiro, outubro/2000.

 

 

 

 

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: