Sociedad

El índice de GINI y la desigualdad en España

Si hace unos meses hacíamos una comparación sobre las diferencias socioeconómicas entre América Latina y Europa en torno a su índice de desarrollo humano (IDH); hoy vamos a analizar la desigualdad en España medida a través de otro indicador: el índice de GINI.

GINI y la desigualdad global

Este indicador, ideado por el estadístico Corrado Gini, mide la desigualdad en la distribución de la renta y riqueza de un país. Se trata de uno de los indicadores más utilizados para cuantificar los niveles de desigualdad de ingresos. Este indicador toma valores entre 0, cuando existe completa igualdad entre la distribución del ingreso y 1 cuando la desigualdad es completa.

El cálculo del índice de Gini se lleva a cabo de diversas formas, aunque la más extendida es la fórmula de Brown (fig.1).

Figura 1. Fórmula para calcular el coeficiente de GINI.

Fórmula_Brown

Fuente: http://upload.wikimedia.org/math/a/3/4/a34f416d51687515900a853c4c0408eb.png

Según las Naciones Unidas, cuando el coeficiente de Gini es superior a 0,40 estaríamos ante un país con una gran diferencia entre ricos y pobres. A escala global se estima que el índice de Gini está en torno al 0,6, por lo que podemos afirmar que la riqueza mundial está en posesión de muy pocas manos.

Figura 2. Mapa de los índices (IDH y GINI) que miden la desigualdad en el mundo. Año 2003.

GINI_IDH_2003_LeMondeDiplomatique

Fuente: Le  Monde Diplomatique

Si miramos mapas (fig.2) de la distribución del coeficiente de Gini de hace una década, vemos sin duda que los países europeos tienen un coeficiente GINI menor respecto al resto de economías (ver mapa de abajo de la fig.2), siendo América Latina y el sur de África las regiones donde el índice de GINI se acerca más a 1, y por tanto dónde existe una mayor desigualdad.

Si además observamos el mapa de la distribución del IDH en el mundo (fig2. Mapa superior), se deduce que hay cierta correlación entre los países con un IDH mayor y un índice de GINI menor y que por tanto son países poco desiguales, aunque existen algunas excepciones.  Por ejemplo, México, Chile y Argentina, tiene un IDH bastante alto, pero su índice de GINI se sitúa entre 0,45 y 0,55. Se trata de economías ricas y estables pero con una desigualdad social acuciante. Por el contrario, países con un IDH menor, como Rusia (0.7- 0.8), tiene una menor desigualdad si medimos ésta a partir de GINI (0,24 -0,31).

En definitiva, este indicador mide la desigualdad socioeconómica de una país o lo que es lo mismo, nos dice si la riqueza está bien repartida o está en manos de unos pocos.

El índice de GINI en España

Desde los años 70, España se ha situado en una situación económica  privilegiada en comparación con otros países del globo. Su PIB ha ido en aumento, la pobreza  ha sido testimonial y ha mantenido un sistema sanitario y educativo envidiados por muchos Estados.

Sin embargo, es evidente que desde el comienzo de la crisis (2007- 2008) se ha puesto de manifiesto un crecimiento de los niveles de desigualdad de renta, impulsando las diferencias entre clases sociales y entre ricos y pobres.

Actualmente, según denuncia un informe elaborado por Oxfam Intermón, se estima que, 85 personas tienen tanto dinero como la mitad de la población mundial  y que los 20 españoles más ricos tienen el mismo dinero que el 20% con menos ingresos.

Con estos datos y la aparición de noticias hablando de temas que se creían ya extintos, como el desbordamiento de los bancos de alimentos, el número de desahucios, la desnutrición infantil o el incremento del número de suicidios provocados por la crisis, se concluye que la desigualdad en España ha aumentado. Y esto lo podemos justificar a partir de la observación del comportamiento de  indicadores como el IDH o el índice de GINI.

Por primera vez en décadas, España no aumentó su Índice de Desarrollo Humano ya que se mantuvo, en 2013, en el mismo valor que en 2012: 0,869.

Figura 3. Gráfico de la evolución del IDH en España.

Evolución del IDH en España_1980_2013

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco Mundial y Eurostat.

Si analizamos la evolución del índice de GINI en España (gráfico fig.4), podemos ver cómo ha evolucionado de manera desigual desde los años 2002 hasta el 2011 y cómo ha oscilado en torno al 0,32 y el 0,35.

Figura 4. Gráfico de la evolución del índice de GINI en España en comparación con la media de la UE27 (2002- 2013).

Evolución del índice de GINI en España en comparación con la media de la UE27 (2002_2013).png

Fuente: EUROSTAT

En el año 2012 tocó el valor de 0,35, situando al país como uno de los más desiguales  de Europa, junto con Letonia (0,35) y Portugal (0,34), y quedándose muy lejos del índice medio de GINI para la UE (0,30) y del 0,26 de Noruega (país con un índice de GINI menor en el año 2012).

Figura 5. Mapa del índice de GINI en los países de la UE en el año 2012.

Mapa del índice de GINI en los países de la UE en el año 2012

Fuente: Eurostat

El Sur europeo y la España desigual

De manera generalizada, el índice de GINI ha recorrido un ciclo lineal a escala comunitaria desde el año 2002 hasta el 2013. Sin embargo, en algunos países del entorno europeo, la desigualdad social ha sido más alta que en otros ya que la evolución de su índice de GINI no ha tenido un comportamiento equitativo en el tiempo.

La Crisis del 2008, iniciada en Estados Unidos, provocó la recesión de la Unión Europea y los países miembros iniciaron medidas de austeridad para reducir la deuda pública y privada y el alto déficit pero la contención del gasto público, el aumento de los impuestos y la reducción del estado del bienestar no han tenido la misma intensidad en los países del norte de Europa que en los del sur.

Se había extendido la opinión de que la población europea del sur (España, Grecia, Portugal e Italia) había alcanzado los niveles de vida de sus vecinos del norte, que las clases medias estaban asentadas y que la socialdemocracia había triunfado como forma de gobierno. Sin embargo, si miramos los indicadores y los datos por países vemos que todas estas hipótesis eran falsas.

Existe una importante brecha entre el norte de Europa y el sur en referencia al IDH y al reparto de la riqueza medida a partir de GINI. España ha salido muy mal parada, pues, desde el 2008, el paro y la crisis han creado una brecha mayor entre los más ricos y los pobres. En nuestras manos está cambiar esta tendencia si creamos un nuevo modelo de redestribución de la renta y otra cultura de participación política y ciudadana.

Imagen de portada: Graffíti “España” Miseria”.  Fuente: AP/GTRESONLINE

http://i.huffpost.com/gen/784480/thumbs/o-MISERIA-facebook.jpg

Fuentes:

Base de datos de Eurostat:

http://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&plugin=1&language=en&pcode=tessi190

Índice de GINI por países http://datos.bancomundial.org/indicador/SI.POV.GINI

http://www.eldiario.es/economia/Oxfam-Davos-desigualdad-centro-economico_0_219778342.html

Lizárraga Mollinedo, Carmen (2013): “El Índice de Gini: la desigualdad a la palestra”, en: http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4690524.pdf

http://economia.elpais.com/economia/2012/10/10/actualidad/1349901592_959130.html

Desarrollo Humano en España (1980- 2011):

http://www.ivie.es/downloads/2013/05/Desarrollo-Humano-Herrero-Bancaja-Informe-2012.pdf

http://www.eldiario.es/economia/desiguales_0_186532148.html

http://www.caffereggio.net/2013/12/11/la-desigualdad-en-dos-tardes-lecciones-basicas-para-presidentes-de-pau-mari-klose-en-agenda-publica-de-eldiario-es/

http://www.insumisos.com/prueba/diplo/NODE/2600.HTM

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: