Energía

Descifrando el recibo de la luz

¿Cuánto pagas por la energía en tu casa? Seguro que ya sabes que tan sólo una parte del total del recibo proviene de lo que consumes, que el resto son subvenciones, impuestos y más impuestos, pero ¿en qué porcentaje y cuántas?

En este artículo vamos a intentar explicar qué es cada parte de la factura, cuál de ellas hace que el precio del kWh sea más alto o bajo (normalmente alto) y cómo, aunque éste baje, puede ser que no tenga mucha incidencia en tu recibo.

¿Qué se paga en el recibo?

El recibo está dividido en dos grandes partes. La primera, la liberalizada y que depende de lo que digan las eléctricas, y la segunda, la regulada, controlada por el Gobierno.

Parte liberalizada

La energía en sí.

No es mucho más del 25% del total, es decir, tan sólo un cuarto del precio que pagamos en la factura proviene de lo que consumimos.  Asimismo, en este porcentaje se incluye, también, las ayudas al carbón nacional, es decir, las subvenciones que se les dan a las empresas y centrales térmicas para que utilicen carbón español frente al extranjero. Aproximadamente es, o eran, 400 millones de euros al año.

¿Y quién decide lo que esta energía? Se hace mediante una subasta del mercado mayorista (OMIE) donde van no sólo las empresas de energía, sino también bancos, ya que lo que se negocia es el precio, no la energía en sí, y se especula con él, claro. En la última ha subido el precio un 26%, poquita cosa.

Cada tres meses se realiza esta subasta y es el Gobierno quien decide cuánta energía se subastará. Por cierto, es una empresa privada la encargada de llevar a cabo este proceso, OMEL mercados.

Posteriormente, y ya a diario, OMEL pone a la venta la energía necesaria para el día siguiente. A ésta ya sí que sólo van las compañías eléctricas y son las que compran y venden la energía.

03

Fuente: territorionatural.blogspot.com

Transporte.

Es necesario llevar la electricidad desde los centros de producción hasta la casa de cada uno. Este proceso se divide entre la Alta Tensión, que se le paga a Red Eléctrica, y los de Baja Tensión, desde la subestación hasta tu casa. En conjunto supone alrededor del 20% del total (15 y 5% respectivamente).

Haciendo una recopilación, ¿cuántas empresas han pasado ya por aquí desde que se ha producido hasta que ha llegado al interruptor? Y esto es tan sólo la mitad del recibo. Aún queda la otra mitad.

Parte regulada

Por otra parte, está la parte regulada… regulada por el Gobierno que es quien decide lo que sube o baja. En enero subirá, atendiendo a lo que han dicho a día de hoy, un 2% aproximadamente-algo que puede variar un ±20%, dependiendo de las veces que salga el Ministro Soria en la televisión en los próximos días-:

Impuestos

Todo tiene impuestos y la luz no va a ser una excepción. Por una parte tenemos el IVA que es del 21%, es decir, el mismo que pagas cuando vas a comprar algo en una joyería o en un concesionario de Jaguar.

Por otra parte, existe el Impuesto Especial sobre la Electricidad al cual es el que se le aplica el IVA, es decir, en este caso es un impuesto al impuesto (¿metaimpuesto?). Un poco lioso todo, ¿no?

En conjunto, suponen otro 20% del total de tu factura.

Subvenciones

Ya hemos comentado que las subvenciones al carbón nacional se incluyen dentro del apartado energético. Sin embargo, también se subvencionan tanto las energías renovables como la cogeneración, las llamadas energías de régimen especial.

Estos productores cobran lo mismo que los que producen mediante combustibles fósiles, por ejemplo, más una prima que varía, desde la eólica a las que se les paga el doble que las que producen mediante fósiles, hasta las fotovoltaicas, que multiplicaban por 10.

Sobre esto hay que hacer una serie de apuntes, si queremos ir hacia un mundo donde no dependamos del petróleo o del gas (proveniente de otros países), es lógico la subvención a estas energías, para que se investigue en ellas y vayan mejorando su eficiencia. La nueva reforma eléctrica, como vamos a ver más adelante, ha cambiado de un día para otro las subvenciones. Empresas que habían invertido teniendo en cuenta estas primas, se las han modificado de un día para otro, creando bastante inseguridad, esa que había que eliminar para que pudiésemos salir de la crisis. Las energías primadas son:

  • Eólica: La generada por el viento. Es, dentro de las renovables, la que mayor implantación tiene en España y la que recibe una menor subvención. Durante algunos días ha conseguido generar casi el 50% de la energía eléctrica. En 2010 se les pagó alrededor de 40€ por Megavatio-hora.
  • Fotovoltaica: Aunque su rendimiento ha ido ascendiendo, hoy en día no superan el 15%, es decir, del total de energía solar que llega a la Tierra, menos de ese porcentaje se convierte en electricidad -bastante poco-, por lo que se les debe subvencionar algo más. Respecto a las primas, si se instalaron antes de 2009 se les pagaba 370 euros por MWh, mientras que, posteriormente, 110.
  • Termosolar: es la última que se está instalando y las pocas plantas que hay hoy en día son casi de prueba, por lo que se debe subvencionar la investigación y su desarrollo para mejorar su eficiencia. La prima es de alrededor de 250 euros por MWh.
  • Cogeneración: En los procesos industriales, se genera calor. Éste puede ser usado para generar energía eléctrica. Es lo mismo que se produce en los coches, donde el calor generado por el motor es usado en la calefacción. Pues bien, esta cogeneración se ha primado hasta ahora con unos 60 €/MWh.

Sumando todo, otra quinta parte del recibo de la luz sirve para cubrir estas subvenciones.

A partir del uno de enero, todo esto variará por la reforma del sistema eléctrico, que se ha elaborado en poco más de tres meses de “debate” y que veremos más adelante.

eolico-eolica.jpg

Fuente: http://www.apecyl.com

El déficit de tarifa

Más de 30.000 millones de euros que, se supone, les debemos a las compañías eléctricas, ¿cómo puede ser con las subidas de la luz que ha habido? Pues por mucho que algún tweet del PP diga lo contrario, todo el problema vino de más atrás.

Durante el Gobierno de José María Aznar se decide que, para aumentar la competitividad de España, lo mejor que se puede hacer es liberalizar sectores, entre otros el eléctrico. La entrada en la UE trajo consigo un aumento de la economía española, sin embargo esta no se debió a una mejora en el sistema productivo, si no a que la economía creciese a base de especulación e inflación. Por ello, para hacer que fuésemos más competitivos, se fijó que no se incrementara la tarifa, por lo que al aumentar los costes y no la factura, se fue acumulando mediante “Deuda Pública” en el “Déficit Tarifario”, un déficit que se ha desbocado, ayudado por los intereses que hay que pagar (ya que éste es propiedad de bancos). Del total de la factura éste, que vamos pagando poco a poco pero que no deja de aumentar, es aproximadamente un 9%.

Otros elementos

Un 8% más o menos del recibo proviene de estos “otros” costes, tales como la “ayuda” a las personas que tienen algún tipo de rebaja (familias numerosas, por ejemplo); compensación para las empresas que ofrecen energía en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla; y la moratoria nuclear:

En los años 60 había una necesidad de energía muy grande, por la industrialización del estado. Sin embargo, algunas décadas después ésta se paró en seco y ya no se necesitaron las centrales nucleares que las eléctricas estaban construyendo, por lo que se decidió que había que compensar a estas compañías que habían dejado medio a construir las nuevas nucleares. Desde entonces lo estamos pagando y sólo esto es casi un 5% del total.

En resumen, esto es lo que pagamos en la factura de la luz, aproximadamente la mitad es algo fijo, establecido por el gobierno y la otra mitad es la liberalizada. En cada una de estas partes vamos a pararnos en dos elementos: la subasta eléctrica y la nueva reforma eléctrica.

La subasta eléctrica

Es uno de los puntos más conflictivos en todo este proceso ya que se hace totalmente “a oscuras”. Cada tres meses, como hemos comentado anteriormente, se realiza para todo el siguiente trimestre.

A esta subasta acuden tanto los generadores de energía (E.On, Endesa, Gas Natural,…) que son las que producen la energía, como las comercializadoras (E.On, Endesa, Gas Natural,…), ¿nadie ve nada raro? Son las mismas compañías las que compran y venden, es difícil que no se pongan de acuerdo en el precio, ¿no?…

Asimismo, a esta subasta hay otro invitado: los bancos, que están en mitad (entre generadores y comercializadores), ¿para qué? El proceso es más o menos el siguiente:

Las comercializadoras hacen un estudio de cuánto creen que va a costar la energía en los próximos tres meses y suben un poco más. Por ejemplo, si el MWh prevén que valga 50€ (o que las generadoras lo venderán a ese precio), ellas suben a 60, y esa diferencia (diez euros) se la quedarán los bancos.

Si todo esto parece poco lógico, hay que añadir otro elemento. La subida artificial del precio del MWh a finales de cada trimestre. Una vez dentro de estos tres meses, las comercializadoras compran la energía que van a utilizar cada día para la jornada siguiente y, lo que hacen, es hacer subir el precio los últimos días del trimestre para que, con ese megawatio inflado, ir a la subasta.

Todavía es todo más “gracioso”. El pasado sábado, 21 de diciembre, el precio en esta subasta diaria (pool) ha caído y no poco, ha caído a cero. Es decir, no vale nada producir energía en España.

La nueva reforma eléctrica

Como hemos comentado, una gran parte del recibo de la luz es para pagar las primas a las renovables. Sin embargo, como siempre es mejor pagar por algo al extranjero que invertir en innovación e intentar reducir la dependencia energética, pues se ha reducido esta partida. Pero, en vez de hacerlo bien, por si se había pagado mucho en el pasado, se ha hecho de tal forma que puede destruir parte del poco tejido industrial que tenemos. Así, con efecto retroactivo, se bajan estas primas y se establece que se pueden cambiar cada 3 o 6 años, por lo que se crea gran inseguridad para estas empresas e inversores, ¿quién va a invertir si no sabe lo que les puede ocurrir en 3 años?

Además, todo el mundo que tenga una placa solar en su casa y esté conectado a la red (por si la energía solar no le es suficiente), tendrá que pagar un impuesto, supuestamente para compensar que están usando la línea eléctrica. Es más, los inspectores pueden entrar en tu casa cuando crean que tienes una placa y estás “ahorrando” energía.

Paneles Solares sobre Techo

Fuente: tipos-de-energia.blogspot.com 

No pensemos mal

Parece que todo esto, en conjunto, favorece a las eléctricas, ¿no? La verdad es que no es para menos. Todo está construido de tal forma que nunca pierden y consigan pingües beneficios.

Y mientras, ¿qué hacen los políticos que han estado gobernando? Pues favorecerles algo más, porque que éstas tengan grandes ingresos les viene bastante bien a ellos. La puerta giratoria entre los ministerios o el Congreso de los Diputados y estas empresas no es para nada pequeña ni estrecha. Algunos ejemplos de diputados o senadores que han acabado en los consejos de administración:

Gas Natural Fenosa: Felipe González (PSOE), Narcís Serra (PSOE), Teófila Martínez, a través de su esposo, Santiago Cobo (PP), Leopoldo Calvo-Sotelo (UCD).

Endesa: José María Aznar (PP), Elena Salgado (PSOE), Miquel Roca (CiU), Pío Cabanillas Alonso (PP), Luis de Guindos (PP), Joan Majó (PSOE).

Abengoa: Cristóbal Montoro (PP), Josep Borrel (PSOE),  Miguel Sebastían, a través de su hermano Carlos (PSOE).

Enel: Pedro Solbes (PSOE).

Iberdrola: Ángel Acebes (PP), José Luis Olivas Martínez (PP), Manuel Marín (PSOE), María Dolores de Cospedal a través de su esposo Ignacio López (PP).

Red Eléctrica: Miguel Boyer (PSOE), Luis María Atienza (PSOE), José Folgado (PP), Arantxa Mendizábal (PSOE), María de los Ángeles Amador (PSOE).

Hidroeléctrica del Cantábrico: Ana Palacio (PP).

HC Energía: Luis Martínez Noval (PSOE).

¿Y qué podemos hacer? En caso de que estemos hartos de las eléctricas

Pues hay un gran número de cooperativas y empresas que no sólo te aseguran que la energía que vas a consumir la generan a través de renovables, sino que, también, te darán la satisfacción de que no le estarás haciendo el juego (ni pagando) a estas grandes compañías que te suben el recibo de la luz un 11% de un día para otro.

Cooperativas:

Som Energía: Tlf. 972 183 386

Zencer: Tlf. 902 750 736

Goiener: Tlf. 655 703343

EnerPlus

Eolpop: Tlf. 932420157

Grupo Enercoop: Tlf. 965400862

Empresas:

Gesternova: Tlf. 900 373 105

Electra Norte: Tlf. 985 734 022

Enara: Tlf. 900 101 553

Holaluz.com: Tlf. 930 011 110

Geoatlanter: Tlf. 902 883 112

www.comparador.cne.es/comparador/comp2.cfm

www.cne.es/cne/doc/publicaciones/Listado_Comercializ_11072013.pdf

Imagen de previsualización de YouTube

avatarapagon30D

Imagen destacada: Heraldo.es

Bibliografía

http://www.lavanguardia.com/economia/20131218/54397302729/claves-subasta-electrica.html

http://blog.technosun.com/?p=5669

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/servicios-y-hogar/2013/01/14/215327.php

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/servicios-y-hogar/2013/01/14/215327.php

http://www.revista-anales.es/web/n_10/seccion_6.html

http://www.eldiario.es/economia/recibo-subira-media-partir-enero_0_208929338.html

http://economia.elpais.com/economia/2013/12/19/actualidad/1387456654_667959.html

http://www.seas.es/blog/energias_renovables/historia-del-deficit-de-tarifa-electrico/

http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/20086-al-menos-40-expoliticos-y-allegados-han-fichado-por-el-sector-energetico-con-la-crisis

Un comentario

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: