Política

Atacando el medio ambiente

Desde hace algún tiempo, y en especial durante este último año, se viene observando en España una degradación vertiginosa en política medioambiental propiciada por una batería de medidas legislativas  que, al igual que sucede con otros sectores como la sanidad o la educación, tratan de satisfacer determinados intereses privados aprovechando la conyuntura de la crisis económica.

Inmersas en este frenesí privatizador, las administraciones están sacado adelante medidas que incluso hacen peligrar la estructura ambiental de este país. A continuación procedemos a destripar algunas de las medidas y actuaciones que están haciendo retroceder a este país más de 30 años en materia de política medioamebiental:

1. Ley de Costas: El último ejemplo de esta peligrosa corriente política es la reforma de la Ley de Costas de 1988, aprobada con el apoyo único del Partido Popular, y en la que queda patente la inseguridad jurídica a la que a partir de ahora se verá sometido el litoral. Una ley perpetrada sin ningún rigor científico que busca urbanizar los pocos espacios costeros que se habían librado del ladrillo en estos años .

2. Ley de Montes: La venta de los Montes Públicos pretendida por el Gobierno de Castilla La Mancha se ha visto recientemente frenada ante la evidencia del despropósito que suponía tal medida. Tanto que ni la propia dinámica desamortizadora del siglo XIX y principios del XX (1821-1925) se atrevió a realizarla, alegando la protección de estos espacios y ratificando su carácter público debido a, lo que con aquella jerga decimonónica denominaron “sus imprescindibles influencias sobre la física del Globo”. Este caso muestra a la perfección el anacronismo político de algunos gobernantes actuales cuyas ideas incluso en el siglo XIX habrían resultado descabelladas.

3.Especies invasoras: Las especies invasoras también han sido desgraciadas protagonistas de esta vorágine autodestructiva. En este caso, se debe a una modificación en el catálogo de especies invasoras que reduce el número de éstas de más de 200 taxones a unos 40…. Esta drástica reducción de las especies invasoras en el susodicho catálogo no tiene explicación científica alguna. La realidad es que esta modificación en la ley se ha llevado a cabo con el fin de satisfacer los intereses de determinados lobbies dedicados a actividades tales como la caza, la pesca, la plantación de monocultivos y jardinería, etc. poniendo en verdadero riesgo la supervivencia de la relaciones biológicas en la Península Ibérica tal y como las conocemos hoy en día.

4. Ley VIRUS: En la Comunidad de Madrid encontramos otro ejemplo de barbarie ambiental y territorial, plasmado en llamada Ley de Viviendas Rurales Sostenibles (conocida en la esfera medioambiental como “Ley Virus”). Ésta consiste en la autorización para edificar una vivienda en cualquier clase de suelo, al margen de la clasificación municipal y dando absolutamente igual si éste está catalogado con alguna protección, con la vil argumentación del ” derecho constitucional de los madrileños a vivir en contacto con la naturaleza”. Eso sí, las condiciones para tal edificación es que se lleve a cabo en una parcela de 6 hectáreas o más, lo cual deja fuera de tal “derecho” a la mayoría de los madrileños. ¿Quién tiene una parcela de 6 hectáreas para levantarse una vivienda que puede ser de hasta 900 m2? Pues eso.

5. Megaminería: La postura de gobierno de la Xunta de Galicia con respecto a la invasión de empresas de megaminería en su territorio, con ejemplos como el de Corcoesto, representa otro despropósito tal hacia su propio medio que probablemente muchos de los municipios afectados no se recuperarán en décadas, hipotecando su futuro a una actividad que esquilmará su tierra y matará todo lo que ha dado de comer a tantas familias gallegas durante tantos años.

6. Energías Renovables: La muerte de la renovables es otra consecuencia directa de la política actual. Un sector en el que España llegó a ser puntera a nivel mundial ha visto caer en 2013 un 96% su inversión, mientras que otros países como Alemania y Japón, con mucho menos potencial en estas energías, se consolidan como líderes mundiales.

7. Prospecciones petrolíferas en Canarias: El fallecimiento de las energías renovables está directamente relacionado con el oligopolio de las empresas petrolíferas, cuyas presiones tienen capado el sector eólico y fotovoltaico en favor de sus extracciones de hidrocarburos. El mejor ejemplo de este esperpento se localiza en las Islas Canarias donde, a pesar la manifiesta y rotunda oposición de la mayoría de la sociedad del archipiélago, el ministerio de Industria ha autorizado a Repsol a realizar sondeos en busca de una bolsa de crudo a unos 60 Km de la costa de Fuerteventura, algo que indudablemente pone en riesgo tanto la rica biodiversidad canaria, objeto de grandes protecciones como por ejemplo Reserva de la Biosfera, como el sector turístico, pilar económico de las islas.

Aunque se podrían exponer muchos más ejemplos, con los aquí mencionados queda más que patente el desprecio del actual Gobierno y sus líderes regionales por el propio territorio nacional. Con sus políticas y actitudes han abierto la puerta a la mercantilización de nuestra biodiversidad, convirtiendo el medio ambiente en el coto privado de algunos que lo único que buscan es el beneficio propio mediante el expolio de nuestro territorio, retratando con ello el falso patriotismo de nuestros gobernantes… aquellos amantes de las pulseritas rojas y amarillas.

Un comentario

Deja un comentario. El diccionario no tiene culpa de nada.

Síguenos

Recibe cada nuevo artículo en tu bandeja de entrada.

Únete a otros seguidores: